Deficiencia en el crecimiento. La hormona de crecimiento.



Los padres son los grandes preocupados, cuando notan que sus hijos no crecen a la par que sus compañeros de edad. Esto puede deberse a un retraso en el desarrollo físico que al poco tiempo se resuelve por sí solo, pero no debe pasar un tiempo excesivo.

Si esto ocurriera y pasan los años, se puede acudir al médico para solucionar el problema o que se haga todo tipo de análisis para ver si existe algún problema.

Debe tomarse muy en cuenta la estatura de los padres, si los padres son bajitos no debe esperarse que los hijos tengan la estatura de un basquetbolista norteamericano. El promedio de ambos es un buen indicativo.

En estos tiempos de modernidad, el tamaño pequeño no es una barrera para mejorar la imagen, hoy existen métodos, científicos, médicos y hormonales que suplen con creces la carencia de la hormona de crecimiento de algunas personas.

Para diagnosticar si una persona tiene o no deficiencia en la hormona de crecimiento se deben realizar pruebas de estimulación.

La hormona de crecimiento no se secreta de manera constante sino en pulsos, por lo que si tomamos una muestra de sangre a un paciente, puede ser que no detectemos en ese momento un pulso y el nivel de hormona de crecimiento sea de cero, pero eso no quiere decir que el paciente no la produzca.


Existen algunas pruebas llamadas dinámicas, con las cuales favorecemos la producción de hormona de crecimiento y así la podemos medir de forma certera. Con estas pruebas podemos detectar si existe efectivamente una producción de deficiencia total o parcial de esta hormona.




La hormona de crecimiento

La hormona de crecimiento (somatropina) se genera en la hipófisis, que está ubicada en la base del cerebro. Las otras hormonas producidas en el cerebro, ordenan a la hipófisis que cantidad de hormona del crecimiento se necesita. Esta hormona ingresa a la sangre y estimula al hígado para que produzca una hormona llamada factor de crecimiento seudo insulínico (FCSI-1), el cual juega un papel clave en el crecimiento durante la niñez.

La estatura normalmente baja en la infancia (llamada estatura corta) se puede presentar si no hay suficiente producción de hormona del crecimiento. La causa específica aun no es hallada y se puede deber a:

La ausencia de la hormona del crecimiento al nacer, en ese caso se vuelve (congénita).
Se desarrolla tardíamente después del nacimiento como causal de una lesión cerebral, tumor.

Los niños con defectos físicos en la cara y el cráneo, como labio leporino o paladar hendido, son los más proclives a ver disminuidos sus niveles de hormona de crecimiento.

Esta deficiencia hormonal no se transmite de padres a hijos.

Aunque no es común la deficiencia de la hormona del crecimiento se puede diagnosticar en adultos. Las probables causas serían:

  • Tratamientos de radiación en el cerebro para el cáncer.
  • Problemas hormonales que involucran la hipófisis o el hipotálamo.
  • Traumatismo craneal grave.
A veces definimos diversas causas como el motivo de la falta de crecimiento de nuestros hijos. Pero me gustaría que tomaras nota de lo siguiente, para posibilitar un tratamiento:




1.- Los niños, con deficiencia en la hormona de crecimiento tienen, un crecimiento lento, paulatino aproximadamente 2 pulgadas o 5 centímetros, el crecimiento lento aparece por encima de los seis años y generalmente es más bajo que la mayoría de los niños de la misma edad y sexo.

2.- Los niños con deficiencia en el crecimiento, tienen proporciones corporales e inteligencia normal. Sin embargo, aparenta ser más joven que los niños de la misma edad. En niños mayores, la pubertad puede llegar tarde o no llegar en absoluto.

Deficiencia de la hormona de crecimiento

Para determinar el crecimiento o no, se usa una curva de crecimiento con la finalidad de comparar la estatura actual del niño y establecer con que rapidez está creciendo en relación a otros niños de la misma edad y sexo.
  1. Primero se hace una evaluación física de peso, estatura y proporciones corporales, para verificar signos de retraso en la tasa de crecimiento. El niño no seguirá las curvas de crecimiento normal.
  2. Prueba de arginina y hormona liberadora de gonadotrofina (HLG).
  3.  Medición de los niveles de hormona del crecimiento en la sangre.
  4.  Evaluación de estimulación de la hormona del crecimiento.
  5.  Prueba de tolerancia a la insulina (PTI, a menudo empleada para el diagnóstico en adultos).
  6. Exámenes para medir los niveles de otras hormonas producidas por la hipófisis.
Si se realiza el tratamiento, este debe ser lo más pronto posible ya que la posibilidad de que un niño crezca hasta alcanzar una estatura adulta cercana a lo normal, debe ser oportuna.

La estatura pequeña de un niño afectará su autoestima. Por ello se le debe suministrar apoyo emocional, es vital en el tratamiento. Este debe darse a base de inyecciones de hormona del crecimiento que pueden ser aplicadas en el hogar. Los pacientes pueden recibir la hormona varias veces a la semana o una vez por día.

Numerosos niños crecen cuatro o más pulgadas o 20 centímetros durante el primer año, y tres o más pulgadas durante los siguientes dos años. Luego, la tasa de crecimiento disminuye paulatinamente.

1 comentarios:

Anónimo dijo... [Responder]

Que tan recomendable es la hormona del crecimiento en adultos para prolongar la juventud o recuperarla?

Publicar un comentario en la entrada