Los gemelos. Parto gemelar.



No es muy frecuente, pero tampoco es raro, que una mamá dé a luz dos hijos a la vez. Es menos frecuente que tengan tres hijos al mismo tiempo, y es extremadamente raro que tenga 4,5 ó 6.

Tener dos hijos a la vez es una grata noticia entre los familiares y amigos. Tres hijos son noticia en toda la ciudad. Cuatro hijos son noticias en toda la nación. Cinco hijos es una noticia mundial.

Cuando se produce el embarazo gemelar, si es de dos hijos se llama bigemelar, y sucesivamente trigemelar, cuadrigemelar y pentagemelar, etc. Los hijos se llaman gemelos mellizos, trillizos, cuatrillizos, quintillizos, etc.

Según las estadísticas, la frecuencia con que se produce el embarazo gemelar es la siguiente:

  • Bigemelar: Se produce 1 por cada 85 embarazos corrientes.
  • Trigemelar: Se produce 1 por 7.628 embarazos corrientes.
  • Cuadrigemelar: Se produce 1 por cada 670.734 embarazos corrientes.
  • Pentagemelar: Se produce 1 por cada 41.600.000 embarazos corrientes.

Los embarazos gemelares tienen mayor frecuencia en mujeres de raza negra, después en mujeres de raza blanca, y menos frecuencia en mujeres de raza amarilla.
Se cree que influyen como factores diversas circunstancias, y, al parecer, interviene la herencia familiar, transmitida por la rama de la madre y por la del padre.

También se producen embarazos gemelares en aquellas mujeres que, por sufrir de aparente esterilidad, se han sometidos a tratamientos especiales, en los que administran sustancias fertilizantes.

Los resultados a veces son espectaculares: engendran a la vez 4, 5 ó 6 hijos, aunque éstos raramente sobreviven en estos casos de excepción.

Clases de gemelos; hay dos clases de gemelos:

  • Gemelos dicigóticos.
  • Gemelos monocigóticos.
Los gemelos dicigóticos: Se originan cuando dos óvulos distintos (que uno o los dos ovarios han expulsado a la vez, contra toda norma) Son fecundados por dos espermatozoides distintos.

Los gemelos monocigóticos: Se origina cuando un solo óvulo es fecundado por un solo espermatozoide, de modo normal. La anomalía se produce después: cuando el óvulo fecundado empieza a dividirse y se desdobla, dando lugar a la gestación de dos hijos.

Gemelos dicigóticos

Las causas se deben a anomalías diferentes:

1.- Que madure un folículo que contiene 2 óvulos.

2.- Que un óvulo tenga 2 núcleos.

3.- Que 2 folículos maduren simultáneamente. Este caso es el más frecuente: se liberan a la vez dos óvulos, aptos para ser fecundados independientemente.





Como se sabe, un óvulo únicamente puede ser fecundado por un solo espermatozoide. De manera que cada óvulo distinto, será fecundado por un espermatozoide distinto.
Después de la fecundación, cada uno de estos dos óvulos se desarrolla con independencia del otro.

Cada cual anida por su lado en el útero. Cada uno dispone de su propia placenta. Cada uno vive dentro de su respectiva bolsa. Se originan, pues dos gestaciones distintas, aunque simultáneas.


Estos dos niños gemelos no tienen por qué guardar entre sí mayor parecido que el que habitualmente ofrecen los hermanos corrientes. Cada uno tiene genes diferentes, por que cada uno procede de un óvulo distintos y de un espermatozoide distinto, con una herencia de caracteres físicos y mentales distintas para cada uno.

También el sexo de estos niños los determinará al azar. Podrán nacer tanto un niño y una niña, como dos niños y dos niñas.

Como ejemplo que demuestra la independencia genética de estos hermanos gemelos, es la posible gestación biovular por superimpregnación. Se produce cuando dos óvulos son fecundados después de dos actos sexuales distintos, realizados por la mujer dentro de un espacio de tiempo adecuado en un mismo ciclo menstrual, y con dos hombres de distintas razas. En este ejemplo, podrían nacer un niño blanco y una niña mulata, entre distintas posibilidades.

Gemelos monocigóticos

Abundan mucho menos que los otros gemelos, se originan cuando un óvulo fecundado por un solo espermatozoide, forma un cigote que al dividirse experimenta un desdoblamiento en una de las fases iniciales del desarrollo. Se originan dos bebés idénticos, iguales, como "dos gotas de agua"; con los mismos genes, puesto que proceden de un mismo óvulo y un mismo espermatozoide. También tienen siempre el mismo sexo, puesto que éste quedó determinado antes de que hubiera desdoblamiento en el cigote.




Al desdoblarse en dos el cigote, cada una de las partes se desarrolla con independencia de la otra, se forman dos bebés que se alimentan de una misma placenta, cada uno a través de su propio cordón umbilical.

Parto gemelar

El parto gemelar ofrece dificultades y riesgos que no presenta el parto normal.
Después de nacido el primer bebé, se produce un intervalo de tiempo de unos 15 ó 30 minutos antes de que nazca el segundo. Durante ese tiempo, el útero debe adaptar sus dimensiones al vacío que deja el bebé que ha nacido ya; después de esto se reanudan las contracciones, que ahora actúan sobre el segundo bebé y provoca su expulsión. El alumbramiento, la expulsión de la placenta, tiene el mismo proceso que en el parto normal.

Tanto en la gestación como en el parto, hay dificultades que no producen el embarazo corriente y normal.

Durante la gestación, unos de los bebés puede desarrollarse más que el otro, incluso disminuyendo con ello el desarrollo de éste, hasta causarle la muerte.

Por otra parte, la gestación suele terminar en parto prematuro, provocado entre otras razones por la excesiva distensión del útero, y por la precoz estimulación de los ganglios o terminaciones nerviosas situadas en el cuello del útero, que son alcanzadas antes del tiempo dado el voluminoso espacio que ocupan en el útero los dos bebés.

Para nacer, las posiciones que pueden adoptar los gemelos son diversas, y pueden ofrecer grandes dificultades para la expulsión.

Cundo el parto es cómodo, la posición del primer gemelo es la habitual: con la cabeza encajada en el cuello del útero.

Después de que el primero ha salido del útero, el segundo no tiene posición previsible, aunque suelen darse la vuelta para encajar la cabeza.

El riesgo está en que, al quedar a solas en el útero, el segundo bebé se encuentra bruscamente una cavidad muy amplia, en la que puede adoptar fácilmente posturas anormales y nacer en posición inversa a la correcta, con los consiguientes peligros para el bebé y la mamá.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada