Turismo en Roma. Hoteles de Roma.



Casi todas las ciudades de Europa tienen en su haber páginas de historias que, de manera más o menos determinante, han ayudado a que el mundo contemporáneo sea como es. Pero ninguna de ellas pueda compararse con Roma.

La actual capital de Italia, que fue capaz de dar nombre a un imperio entero, conserva uno de los patrimonios arquitectónicos y artísticos más impresionantes de cuantos puedan guardar una ciudad.

Fundada hace más de 2,700 años, la antigua capital del imperio romano es una urbe imprescindible para conocer y comprender la evolución histórica y cultural de Europa y la cuenca mediterránea.

Sitios turísticos de Roma

Al llegar a esta ciudad de tan evocador pasado lo que llama la atención al visitante no es la fascinación que pueda sentir frente al coliseo, la vía appia o el viejo foro, sino, muy mal al contrario, el bullicio, el permanente ruido, la velocidad de los autos que parecen amenazar el peatón en cada paso cebra, o el griterío que se da en cualquier plaza pública. Porque esta es una ciudad caótica que parece vivir al borde del colapso en todo momento.

Pero que nadie se confunda, sólo lo parece, pues Roma lo ha convertido este caos en su propio orden: en las terrazas de las cafeterías todos gritan pero también se hacen entender, cruzar una calle parece una peligrosa carrera contra reloj pero no hay más accidentes de tráficos que en cualquier otra ciudad, una conversación en la vía pública parece una disputa a muerte pero siempre termina en brazos y sonoros piropos.

Así es Roma, una ciudad vital y caótica, origen y cuna de lo que hoy es la cultura latina.


Pasada la impresión del primer momento y asumido el griterío ambiental como una seña de identidad de la ciudad, el visitante tiene un sinfín de lugares y espacios para visitar, observar, escuchar y degustar, ya que en esta ciudad se dan la mano muchas ciudades distintas. Aquí está la roma imperial, con el coliseo, el foro y los museos capitolinos, donde las piedras hablan de contubernios contra césares, luchas de gladiadores y dioses paganos puestos a menudo al servicio de tribuno de carne y hueso.




Compartiendo territorio está la roma renacentista y barroca, que tienes una de sus mejores muestras en la Fontana de Trevi, donde siguiendo la tradición, el visitante debe echar una moneda mientras formula su más íntimo deseo.

También hay que acercarse al Vaticano, mini estado de tan reducida extensión que no llega ocupar ni un barrio de la ciudad, capital de la iglesia católica, cuya capilla Sixtina, obra cumbre de Miguel Ángel, ha levantado desde hace varios siglos la admiración de propios y extraños.

Otra cita ineludible es el barrio de Trástevere, en cuyas terrazas al aire libre protegidas por yedras y hojas de parra se pueden degustar las mejores y más curiosas pizzas del mundo. Por cierto hablando de pizzas, hay que recordar que Roma y de hecho toda Italia tiene sus propias reglas de juego en eso de la gastronomía.

Además de los restaurantes, están las pizzas, las trattorie, las osterie, las tavolas caldas y otros establecimientos de nombre de difícil pronunciación. Todo un lío a la hora de escoger un establecimiento en donde almorzar o cenar. Y es que hasta en eso del comer, los romanos son singulares y caóticos.

Hoteles de Roma 

Dependiendo de tus exigencias en Roma puedes encontrar los mejores hoteles que se ajusten a tus necesidades.

 Hotel Terminal.- Es un hotel urbano y familiar, alojado en un edificio histórico del siglo XIX, fue renovado completamente en el año 2003. Tiene seis pisos y un total de 35 habitaciones, de ellas 29 dobles y 6 individuales. En el hotel podrás encontrar una sala de televisión y una sala para desayunar. Los huéspedes también podrán utilizar el servicio de habitaciones y la terminal de Internet (en la recepción).

Las habitaciones cuentan con baño y secador de pelo. Además cuentan con teléfono de línea directa, TV vía satélite y calefacción central.

Hotel Santa Costanza.- Es un hotel de tres estrellas de 6 pisos, construido en 1950, está climatizado y dispone de un total de 74 habitaciones, 50 de ellas dobles y 24 individuales. Cuenta con un hall de entrada con ascensor y área de recepción abierta las 24 horas que le ofrece servicio de caja fuerte, de guardarropa y de cambio de divisa.




Las habitaciones están equipadas con baño, secador de pelo, teléfono de línea directa, TV vía satélite o por cable, radio, minibar, nevera, cama doble, caja fuerte y sala de estar.

Hotel Petra.- Es un hotel de cuatro estrellas, es un establecimiento muy completo y moderno que ofrece a sus clientes una gran variedad de servicios e instalaciones. Esta situado en el sureste de Roma. El Hotel Petra ofrece 48 confortables y amplias habitaciones donde el huésped encontrará de todo para su descanso como TV satélite, teléfono, minibar y baño completo.

Este hotel es ideal para celebrar reuniones de trabajo, congresos o convenciones, puesto que dispone de varios salones de gran capacidad dotados con el mejor equipamiento profesional y tecnológico.

Hotel Eurostars Saint John.- Es un hotel que tiene un diseño señorial basado en líneas esenciales concebidas según el estilo minimalista. Cuenta con 83 maravillosas habitaciones repartidas en 5 pisos confirman el tono de la finura que envuelve todo el lugar.

Las habitaciones tienen ambiente cálido y hay la posibilidad de elegir entre cama individual y de matrimonio. El cuarto de baño está decorado con mármoles resplandecientes, ducha e hidromasaje. Otros servicios son conexión WLAN, TV con pantalla plana vía satélite/por cable, aire acondicionado, teléfono de línea directa, minibar, servicios excelentes, secador de pelo, caja fuerte y escritorio.

1 comentarios:

Jorge Ramiro dijo... [Responder]

Creo que la ciudad de Roma es de las más importantes y visitadas de todo el mundo. Considero que los hoteles en roma son muy requeridos y son verdaderos centros donde se juntan personas que hablan todos los idiomas, ojala algún día pueda ir allí

Publicar un comentario en la entrada