El mantel. Pieza elegante y decorativa.



Cuando ingresas a una casa y miras el mantel que cubre la mesa del comedor y esta por ventura es tejida a mano, no podras dejar de maravillarte la ver la hermosura que pueden hacer las manos humanas, pero eso no es óbice de que  nos extasiemos cuando vemos los manteles actuales de fabrica unos finos y otros de no tanto.

Una mesa, por muy sencilla que fuese se ve elegante si esta cubierta por un mantel no importa si notien manjares o si el mantel es finisimo, lo importante es que tenga un mantel, que en buen castellano mantel es una cubierta de lino, algodón, plástico u otra materia, que se coloca en la mesa para comer. En consecuencia es el vestido principal de la mesa.

Historia del mantel

Los manteles no son complementos de estos tiempos, ya en la época de los romanos, se usaban preciosos manteles de lino con colores, se hace hincapié que los invitados llevaban su propias servilletas. En la etapa judeo cristiana la forma  y diseño del mantel se desarrollo bastante.

En la edad media los manteles se volvieron muy importantes ya que se usaban constantemente convirtiéndose en objeto de legítima veneración, debido a que identificaban a la nobleza y sólo se compartían con personas del mismo rango. La mayoría de los manteles eran decorados con bordados y flecos con hilos de oro. De igual forma por esa época empezó a aparecer en las pequeñas tabernas mesas con cubiertas muy sencillas.

En el  siglo IXX, los manteles eran habitualmente de damasco, un material con idénticos motivos tejidos por delante y por detrás. El damasco de seda era famoso, exportado de Persia y después de Venecia por largo tiempo. Es entonces cuando los países del norte de Europa, careciendo de materiales sin refinar, inventaron el damasco de lino, que fue muy popular hasta comienzos del siglo IXX.


La aparición del algodón revolucionó el damasco. Debido a la suavidad del material su producción se industrializó paulatinamente. Ya en el siglo XX, el color invadió las mesas, inicialmente eran de color pastel, luego pasaron a ser oscuros con brillos y posteriormente los colores fuertes se impusieron como el rojo para la cena de navidad, amarillo para el año nuevo.



El color más usado es el blanco y las distintas tonalidades de los colores pastel o incluso la gama del marfil. Además es frecuente el uso de manteles con cierta carga temática en determinadas celebraciones como Navidad, fiestas de cumpleaños, etc. Por su parte las servilletas deben estar a juego con el mantel.

Siendo el mantel el vestido principal de la reina mesa, es mejor no colocar: individuales, mantelitos o manteles de papel y de preferencia se debe usar el muletón o bajo mantel debajo del mantel principal, esto se hace para que el mantel no resbale.

  • Proteger la mesa de comidas calientes.
  • Evitar humedades por el derrame de líquidos.
  • Proteger la mesa de golpes y evitar ruidos durante el servicio de mesa.
  • El muletón o bajo-mantel de ninguna manera debe ser mayor que el tamaño del mantel, para que no sobresalga. Igualmente no debe ser muy grueso para evitar tener la sensación de cenar o comer en una colchoneta.

Diseño mantel


Los diseños sobre manteles son infinitos existen diseños para cada tipo de comida como por ejemplo manteles para:
  • Un mantel clásico de diario.
  • Una comida sencilla en casa.
  • Un matrimonio.
  • Una primera comunión.
  • Un banquete.



  • Un ágape protocolar de tipo diplomático.
  • Un bautizo.
  • Una fecha festiva, cumpleaños, navidad, año nuevo, día de la madre, del padre, aniversario de institución,etc.
Los manteles no protocolarios son sencillos menos informales, prácticos y funcionales; en cambio los manteles protocolares se rigen por directrices de la estética, corrección y estilo, sin que eso equivalga a perder funcionabilidad.

Los manteles protocolares o de fechas especiales hacen que la mantelería se convierta en un arte ya que al arte manual al confeccionar los manteles a mano se aúna a los manteles que son diseñados con el apoyo de la tecnología informática y de las máquinas.

En relación al mantel este no debe ser muy grande, debe cubrir la mesa pero no llegar al suelo o colgar en exceso o muy chico que incomode porque le falta tamaño.

Finalmente si el mantel es calado necesariamente debe haber un muletón debajo o de fondo, asi se evitar que la mesa se vea. Recuerda un buen mantel es el elemento imprescindible en toda buena mesa.

2 comentarios:

Gloria Esju dijo... [Responder]

cuando nos sentamos a la mesa
con mucha facilidad el mantel se meueve para todos lado y a cada rato tengo que estar centrandolo
algun tip me ayude hacerle como balance

Gloria Esju dijo... [Responder]

el mantel de mi mesa se resbala con mucha facilidad quiero saber algo no se resbale tanto

Publicar un comentario en la entrada