El helado. Satisface tu paladar.



El helado no sólo satisface todos tus sentidos, sino que es una buena fuente de vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas, fibra y lípidos.

Claro, no deben comerse en exceso debido a su alta contenido de calorías y dependiendo de la fabricación, al exceso de manteca. Es preferible hacerlos en casa.

Sin duda alguna es delicioso y refrescante, el helado es un placer que a todo el mundo encanta. Comerlo es una experiencia que disfrutas al máximo, pero además te aporta una apreciable cantidad de nutrientes si están bien preparados.


Origen helado

El helado tiene su origen en China, donde el rey Tang (A. D. 618-697) de Shang, tenía un método especial para hacer mezclas de hielo con leche. En el proceso de transculturación esta forma de dulce paso de la China a la India, las culturas persas la asimilaron muy bien y luego Grecia y Roma.

Quien fuera a pensar que el helado es parte de la culinaria y postres de China.

Pero, es en la Italia de la Baja Edad Media donde el helado toma carácter de naturaleza europeo; Marco Polo en el siglo XIII, al regresar de sus viajes a Oriente, trajo varias recetas de postres helados usados en Asia durante miles de años, los mismos que fueron adoptados con cierta popularidad en las cortes italianas.


En el siglo XVI se descubrió que el nitrato de etilo mezclado con la nieve producía temperaturas muy bajas; este hallazgo tendría su importancia en la fabricación de helados. Cuando Catalina de Médicis se casa con Enrique II de Francia, su cocinero llevo las recetas de helados a la corte francesa y las guardo en secreto.

En Francia se añadió huevo a las recetas. Y cuando una nieta de Catalina se casó con un príncipe inglés, llevo  el helado a Inglaterra. De esta forma se difundieron estos productos en Europa llegando a América en la época de la colonización.

Antiguamente en su proceso de elaboración se hacia una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, removiéndola durante el proceso para prevenir la formación de cristales de hielo.




Habitualmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.

En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, básicamente consta, en la parte exterior, de una gran marmita de acero, que es congelado por un equipo muy potente de frío; en la parte interior tiene un batidor con aspas conectado mediante un eje a un potente motor eléctrico que van frotando las paredes del cilindro y moviendo la mezcla continuamente hasta que dicha mezcla alcance la consistencia de una crema helada.

El helado como producto ha pasado por modificaciones sucesivas en consonancia con el avance tecnológico, la generalización de su consumo y las exigencias de los consumidores.

Por otro lado se sabe que en una teoría distinta a  la que el helado es de origen Chino se dice que el  400 a.C, en Persia, un plato enfriado como un pudín o flan, hecho de agua de rosas y vermicelli o cabello de ángel; se igualaba a un encuentro entre un sorbete y un pudín de arroz, el que era servido a la realeza durante el verano.

Los persas dominaban la técnica de almacenar hielo dentro de grandes congeladores, enfriados de forma natural, conocidos como ya-chal. Estos congeladores mantenían el hielo recogido durante el invierno o traído de las montañas durante el verano. Usaban altos receptores de viento que mantenían el espacio de almacenado subterráneo a temperaturas frías.

El hielo posteriormente era luego mezclado con azafrán, frutas y otros sabores variados.




En la Edad media, en las cortes árabes se preparaban productos azucarados con frutas y especias enfriadas con hielo de las montañas. Los turcos llamaban al helado "chorbet" y los árabes "charat".

Por el año 1660, el siciliano Francisco Procope inauguro en París-Francia para la venta de helados  y logros un éxito rotundo con la venta de sus helados que se hicieron famosos. El rey Luis XIV lo llamo ante su corte para felicitarlo por su producto. Se puede considerar a este establecimiento como la primera heladería. Se cuenta que allí comenzaron a prepararse los helados de vainilla y de chocolate, más tarde los de nata, hasta llegar al helado actual.

Esta industria ha ido desarrollándose a pasos agigantados y en este proceso se ha descubierto el descenso del crioscópico que quiere decir descenso de la temperatura de solidificación de las soluciones de sal salmueras las que permitían utilizar un balde rodeado con una mezcla de hielo y sal o de agua y sal a bajas temperaturas, batiendo bebidas y zumos de frutas azucarados, dando origen a los primeros helados de textura cremosa.

En sus inicios el helado no era de origen lácteo sino frutal y con el paso del tiempo los derivados lácteos se fueron introduciendo en pequeñas proporciones y posteriormente en forma masiva.

En la actualidad los helados y cremas tienen como ingredientes básicos, en la mayoría de los sabores, la leche y la crema de leche. Tecnológicamente el helado es un triunfo en materia alimentaria, ya que el aire es uno de sus principales ingredientes.

Sin el aire, el helado sería una nieve de leche, pero con el aire se convierte en un sistema coloidal de alta complejidad. Consiste en una espuma semisólida de celdas de aire rodeadas por grasa emulsificada junto con una red de diminutos cristales de hielo que están rodeados por un líquido acuoso en forma de sol.

En definitiva ese proceso hace que halla una diferencia concreta entre la nieve y el helado, el aire combinado con una baja temperatura -40 centígrados y grasa hidrogenada se trasforma de un líquido a un espumoso sólido al que agregándole saborizantes y estabilizadores, se convertirá en un sabroso helado.

En el mundo los principales consumidores de helado según las estadísticas son:. Nueva Zelanda, Estados Unidos, Canadá Australia, Suiza, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Italia, Chile, Francia, Argentina, Alemania y China. Siendo los sabores favoritos: vainilla (26%), chocolate (12.9%), napolitano (4.8%), frutilla/fresa (19.3%) y cookies n' cream (40%).

Hacer helado

En casa puedes preparar un delicioso helado y disfrutarlo en familia o con tus amigos, te damos una receta para que te animes a prepararlo.

Helado de vainilla

Ingredientes:

1 lata (1¾ taza) leche evaporada sin diluir.
1 lata (1 ¼ taza) leche condensada.

Preparación:

Colocar las latas de leche en el congelador 4 horas mínimo.

Agregar el contenido de la lata de leche evaporada en la batidora, en trozos si ya está congelada, y batir hasta que esté bien cremosa.

Verter el contenido de la lata de leche condensada. Batir hasta que esté bien mezclado.

Agregar unas gotas de vainilla para helados de vainilla, o añadir otros sabores, y batir bien.

Verter en un recipiente hermético y congelar toda la noche.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada