Sistema de alarma. Protege de tu propiedad.



Un buen sistema de alarma, evita que los ladrones o personas indeseadas ingresen a tu casa, ya no se puede confiar solamente en tener un perro en tu casa, modernízate y automatízate instala un sistema de alarmas contra robos en tu casa u oficina.

Desde hace miles de años el hombre siempre estuvo y está preocupado por como  tener y obtener un sistema de alarma que le prevenga de la llegada de los amigos de lo ajeno en las primeras épocas el primer y gran sistema de alarmas fueron los perros, quienes con sus ladridos avisaban sobre la cercanía de intrusos.

Con los griegos se inicia la etapa de creaciones mecánicas para ser usados como alarma, en el siglo IV a.C, el filósofo griego Platón, alumno de Sócrates y maestro de Aristóteles, diseñó un sistema de alarma basándose en una Clepsidra (reloj de agua) para que sus alumnos se levanten por la mañana.

Posteriormente estos fueron evolucionando y en la actualidad los sistemas de alarma son más complicados y sofisticados. Hoy los tenemos con muchos componentes, como:

1.- Sensores de movimientos infrarrojo pasivo, que revelan la radiación infrarroja emitida por los cuerpos vivos emplazados dentro de su campo de acción.


2.- Sensor de movimientos por microondas.




3.- Sensor de ultrasonido que también se basa en el efecto Doppler como el anterior.

4.- Sensor de rotura de cristal, que detecta las frecuencias del sonido característico que emite un cristal al ser quebrado.

5.- Barrera infrarroja, son frecuentes y detectan la interposición de un cuerpo entre el emisor y el receptor; contacto magnético, también muy usual, que funciona con un imán.

Un sistema de alarma es un dispositivo de seguridad pasiva. Lo que quiere decir que no evitan una circunstancia anormal, pero si son capaces de alarmar y advertir de ella, cumpliendo una función disuasiva frente a potenciales dificultades. Un sistema de alarma logra reducir el tiempo de ejecución de las acciones tomadas en función del problema presentado, reduciendo actos de robo o asalto.

Dispositivos de alarma

Un sistema de alarma está integrado por diversos dispositivos conectados a una central procesadora.

1.- Central procesadora: En ella se instalan la placa base , la fuente y la memoria central. Esta parte del sistema recepciona las señales que los diferentes sensores emiten, y procede a disparar la alarma, comunicándose con la central por medio de un módem, etc.

Se alimenta mediante el suministro de corriente alterna y de una batería como respaldo la que en el caso de un corte de energía le proporcionaría autonomía al sistema de aproximadamente 72 horas.

2.- Teclado: Es el componente más usado y fácil de identificar en una alarma. Se trata de un teclado numérico del tipo telefónico. Su función principal es la de permitir a los usuarios autorizados mediante códigos preestablecidos activar y desactivar el sistema.

Además de esta función básica, el teclado puede tener botones de funciones como: Emergencia Médica, Intrusión, Fuego, etc. Por otro lado, el teclado es el medio más práctico mediante el que se configura el panel de control.




3.- Gabinete de sirena exterior: es el elemento más visible desde el exterior del inmueble protegido. Se trata de una sirena con autonomía propia funciona aún sin suministro de de corriente alterna o si se pierde la comunicación con la central procesadora instalada dentro de un gabinete protector. Puede tener además diferentes sistemas luminosos que funcionan en conjunto con la disuasión sonora.

4.- Los detectores son sensores que revelan cambios de temperatura y movimiento. Si estos sensores detectan movimiento estando el sistema conectado, dispararán la alarma. Existen detectores regulados que evitan la detección de mascotas como perros y gatos.

5.- Detectores magnéticos: Son sensores que conforma un circuito cerrado por un imán y un contacto muy sensible que al separarse cambia el estado, provocando alarma. Se utiliza en puertas y ventanas, colocando una parte del sensor en el marco y otra en la puerta o ventana.

6.- Sensores inerciales o sísmicos: Están dispuestos para detectar golpes  de intento de forzar la apertura de puertas, ventanas, etc. Se instalan en cajas fuertes, así como en puertas, paredes ventanas y cajas fuertes.

7.- Los detectores de rotura de cristales: Son microfónicos, activados al detectar la frecuencia aguda del sonido de una rotura de cristal.

8.- Detector termo velocimétrico: Es un dispositivo adherido a una caja fuerte. Advierte de un posible o intento de sabotaje de la misma. Se le denomina termo velocimétrico porque en su interior alberga tres tipos de detectores seriados, uno de cambio de temperatura, un sísmico, y uno de movimiento.

9.- Detector personas caídas hombre muerto, es un elemento inalámbrico que permite detectar desvanecimientos o caídas de personas solas.

Crear un sistema de alarma

El término sistema de alarma está asociado a entidades que se encargan de instalar sofisticados sistemas en casas, oficinas o empresas. Sin embargo, nosotros también podemos crear nuestra propia alarma de una forma más sencilla de lo que pensamos. Con los siguientes materiales:

  • 1 trozo de cartón piedra grueso cuadrado de 10 x 10 cm.
  • 1 gancho de ropa de madera.
  • Pegamento para plástico o silicona en barra.
  • Dos trozos de lámina de cobre (3x3 cm.).
  • 1 chinche de plástico.
  • 2 pilas  doble AA.
  • 1 trozo de hilo de nylon.
  • 1 trozo de cartón duro y delgado.
  • 1 porta pilas.
  • 1 chicharra de 3 volt.

Procedimiento: Corta un cuadrado de cartón de 10x10c.m pega el porta pila en un extremos del cartón. Pon las pilas dentro de la porta pilas, forra las pinzas del gancho de ropa con el trozo de cobre, pega el gancho de ropa sobre la base de cartón de tal forma que se puede abrir y cerrar, pega la chicharra sobre la base de cartón. Une el círculo con alambre de teléfono.

Desde el porta pilas hacia una de las pinzas del gancho. El otro terminal del porta pilas únelo con un extremo de la chicharra, el otro cable de la chicharra va a la otra pinza del gancho, las pinzas del gancho deben estar unidas al circuito a mediante las láminas de cobre de cada una.

Finalmente corta un trozo cuadrado de cartón grueso y hazle un agujero. Pon el chinche fuertemente clavado sobre un extremo del dintel de la puerta y atar un extremo del hilo de nylon y el otro extremo al cartón.

Para probar el funcionamiento cuando la alarma comienza a funcionar dependiendo del sistema instalado, puede tomar acciones en forma automática. Por ejemplo: Si se detecta la intrusión de una persona a un área determinada, manda un mensaje telefónico a uno o varios números.

Si se detecta la presencia de humo, calor o ambos, manda un mensaje telefónico a uno o varios números o accionar la apertura de rociadores en el techo, para extinguir el fuego. Si se detecta la presencia de agentes tóxicos en un área, cierra las puertas para que no se expanda la contaminación.

Para ello, la alarma debe de tener conexiones de entrada, para los distintos tipos de detectores, y conexiones de salida, para activar otros dispositivos que son los que se ocupan de hacer sonar la sirena, abrir los rociadores o cerrar las puertas.

Todos los sistemas de alarmas tienen conexiones de entrada para los detectores y por lo menos una de salida para la sirena. Si no hay más conexiones de salida, la operación de llamar a un número, abrir el rociador o cerrar las puertas deberá ser realizada en forma manual por un operador.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada