Carpas. Símbolo de actividades al aire libre.


El hombre desde tiempos remotos le ha gustado estar en contacto con la naturaleza, pero a veces el progreso y el inmenso asfaltado que se extiende por miles y miles de kilómetros hacen casi imposible este contacto.

Muchas de las personas buscan salir fuera de las ciudades para poder encontrarse con la naturaleza, llevando todos sus bártulos y como no una carpa para poder acampar.

Por lo tanto veremos que la carpa o tienda de campaña se ha convertido actualmente en el símbolo de actividades al aire libre, todo lo contrario a lo que sucedía con sus antecesores que eran usadas para las guerras, conquistas, salvatajes, expediciones científicas, etc.

Cuando se está en el campo o en la playa, acampar tienen dos grandes ventajas en relación a los que se realizan en instalaciones fijas.

En primera instancia el factor económico juega un papel preponderante, porque aquellas  instituciones que no poseen instalaciones propias o no cuentan  con la solvencia para alquilar un ambiente optan por este tipo de casi alojamiento. Alojándose en carpas  y conformando  campamentos. En este sentido tenemos:


1.- Campamento estable: es el que se establece en un lugar por un espacio de tiempo que oscila entre 7  y 30 días. Por ello es importante saber elegir el lugar. Darle mantenimiento  para así lograr  que sus ocupantes  descansen  y disfruten de la vida rural en contacto con la naturaleza.

2.- Campamento volante: sólo sirve para acampar y pernoctar una de las características de este campamento es el reducido número de sus participantes. En la actualidad  en lo que a equipos de carpa se refiere, existe un modelo de carpa para cada necesidad.




Modelos de carpas

La variedad es bastante  amplia y la calidad mejora anualmente. Antes de elegir una carpa se debe determinar el número de personas que ocuparán la carpa. Por lo general se consideran tres modelos básicos de carpas de uso deportivo: las estructurales, las denominadas "canadienses" y las isotérmicas también llamadas "iglú".

Carpas canadienses.- Son las más conocidas y empleadas, su característica esencial es el techo a dos aguas.

Este techo doble, inclinado, se continúa en paredes verticales que en su parte inferior, van unidas mediante costuras al piso de la carpa. Por lo general, estas carpas poseen una entrada al frente y cuenta con cierres distribuidos en forma de "T" invertida.

La carpa se mantiene erecta mediante dos parantes, emplazados uno en cada punta, afirmados en el piso e insertados en el techo.

La estabilidad se completa a su vez mediante un conjunto de drizas, vientos frontales, laterales y traseros. El sobretecho es un accesorio  prácticamente indispensable y de uso generalizado.

Consiste en un lienzo de una tela denominada “de avión”,  que se instala como lo indica su nombre sobre la carpa, formando un doble techo. Este proporciona mayor protección contra la lluvia y los rigores climáticos. Frecuentemente en las carpas de calidad inferior en la confección, las telas se desgarran puntos pues no tienen ningún refuerzo.




Armar una carpa

Para armar una carpa  se debe seguir pasos importantes como:

Limpiar, nivelar y apisonar el suelo para poder proceder con los siguientes pasos:

1.- Extender el piso de la carpa sobre el suelo  y se coloca la estaca en una de las esquinas. Tomando la esquina adyacente, se procede a estirar el piso. Se coloca entonces la estaca en esa esquina; repitiéndose la misma operación en las dos esquinas del extremo opuesto, para poder fijar las estacas laterales del piso.

2.- Se arman los dos parantes, entubando sus tres secciones. Se emplaza al parante en la parte posterior, apuntalando su base en el lugar reforzado del piso e introduciendo su extremo superior o espiga por el orificio del techo. Enseguida se coloca temporalmente la estaca de la driza y se emplaza de igual forma el parante delantero.

3.- Se bajan los cierres clausurándose la puerta de la carpa.

Se instalan las drizas (vientos) de los cuatro ángulos o esquinas, supervisando que los parantes no pierdan su posición perpendicular al piso. Se colocan las estacas y luego las drizas (vientos) laterales; a continuación se tensan en forma equilibrada todas las drizas de la carpa.

Cuando se tenga que desarmar  se debe limpiar la carpa con cuidado. Es importante limpiar la carpa antes de desarmarla. Se retira el doble techo y se lo pliega en dos mitades longitudinales.

Se retiran las estacas laterales y las de las esquinas guardándolas, luego se sueltan las drizas que sostienen los parantes, sin quitarle al piso de la carpa las estacas, se dobla el techo sobre uno de los lados de aquel. Las drizas quedan ocultas en el pliegue, luego se sacan las estacas del piso y se dobla la carpa longitudinalmente, según el tamaño de la bolsa que se posea para guardarla.

Finalmente se colocan las secciones de los dos parantes y el doble techo sobre la carpa doblada, luego se enrolla todo y se guarda en la bolsa correspondiente.

Existe un tipo de carpa estructural la misma que es muy confortable por su altura y su espacio es bastante amplio se asemeja a un pequeño chalet, pero con las ventajas que ofrece la carpa para instalarse en medio del paisaje elegido por la familia. Sin embargo, es incómoda por su traslado. En un campamento estable es una buena idea contar  por lo menos con una carpa de este tipo.

Se recomienda elegir las carpas más livianas con tela de avión de aproximadamente   gramos por metro cuadrado y de  gramos en el caso de las lonas. Por otro lado es importante las costuras que deben ser dobles especialmente en los puntos de tracción de los vientos (drizas) y en los zócalos. Asimismo los cierres deben ser de buena calidad y la armazón interior estará constituida por tramos de aluminio.

Las estacas son muy importantes, si la carpa se levantara en terreno duro es necesario estacas cortas y de hierro, y si se instala en la playa las estacas deben ser largas  para poder hundirlas.  Obviamente, en caso necesario podrás improvisar estacas de ramas que se pueden utilizar sin ninguna preparación previa. Debes recordar siempre que una carpa debe estar instalada en un: 

 1.- Un terreno bien seco: escoge un lugar donde la ventilación sea buena y la lluvia pueda escurrirse rápidamente. Alto y con vegetación. Mantente lejos de pastizales altos y de zonas pantanosas allí abundan los mosquitos.

2.- Exposición favorable: coloca que la entrada de su carpa frente al sol, especialmente mirando al noroeste, para que le de el sol de la mañana y tenga sombra durante las horas de la tarde, protegiéndola  de los fuertes vientos.

3.- No acampes cerca de un río o arrollo pues podría existir la posibilidad de que una creciente del mismo arrastre tu campamento. Tampoco lo hagas en medio de la floresta seca, pues ésta puede incendiarse.

4.- Agua Potable: el agua es muy necesaria, se la puede sacar de un arrollo si se tiene la certeza de que es potable. De no ser así, purifícala con el agregado de un par de gotas de cloro.

5.- Súrtete de leña la madera de árboles secos no es solamente un combustible para el fuego del campamento; también sirve para la construcción de diversos elementos improvisados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada