lunes, 23 de abril de 2012

Cuidados de la piel. La piel durante el embarazo.


La mujer embarazada se torna más sexy, natural o cosméticamente. Esto es muy cierto hormonalmente al sufrir cambios en su forma y, al interior de su organismo la mujer se vuelve más atractiva y es allí cuando no debe descuidar su cuidado diario.

Recuerda que la piel es el órgano más extenso del cuerpo que se vuelve más sensible durante el embarazo y por lo tanto necesita atención especial.

La piel durante el embarazo

Las reglas básicas para lograr una piel excelente en la etapa de tu embarazo son cuatro a saber:

1.- Una buena hidratación de la piel de todo el cuerpo. Esta debe ser interna y externamente. Toma dos litros de agua diario.

2.- Un buen protector solar facial alto. Si sales embarazada en verano usa un factor de protección solar alto en todo el cuerpo para evitar que salgan manchas, olvídate del bronceado. Evita el sol a las 11am y a las 5pm.

3.- Una crema antiestrías a partir del tercer mes.

4.- Una dieta balanceada. Ingiere alimentos ricos en antioxidantes y vitamina C, presentes en el kiwi, brócoli, tomate, frutilla (fresa), piña, naranja y limón.

Las mujeres deben cuidar su cuerpo y sobre todo su piel antes durante y después del embarazo.

Deben de tener en cuenta que la imagen corporal sigue siendo tan vital en estas tres etapas de su vida y por supuesto es doble cuando están esperando un bebé. Por ello mantener un adecuado cuidado de su piel es algo tan primordial, y con ayuda estoy seguro que tu piel lucirá lozana y fabulosa.


Algunas mujeres poseen una piel naturalmente oleosa o propensa al acné con seguridad en la etapa del embarazo su piel se tornará más proclive a estos desequilibrios que pueden llegar a empeorar, tal vez por el incremento de andrógeno.

Para contrarrestar estos desequilibrios en definitiva no podrás usar los mismos productos para el cuidado de la piel y el acné que usabas antes de quedar embarazada; es así deberás cambiarlos por otros formulados específicamente para  mujeres embarazadas.

Recomendaciones para embarazadas

Las recomendaciones mientras que estés embarazada debes considerar:

1.- Que cualquier medicamento recetado para curar el acné; así como los medicamentos de venta libre que contienen vitamina A, retinol o antibióticos debes evitarlos durante el embarazo.

2.- Evita los productos para la limpieza de la piel  y cualquier clase de cremas hidratantes o productos cosméticos que contengan exfoliantes químicos, como: ácidos salicílicos, glicólicos, y alfa o beta hidroxiácidos especialmente durante el primer trimestre.

3.- Nunca uses jabones humectantes o de cualquier clase de producto para el cuidado de la piel que no posea en su etiqueta indicada la palabra "anticomedogénico" o "antiacné". Por otro lado, busca para el cuidado de tu piel productos libres de aceite.

4.- Para evitar el exceso de sequedad en la piel, limpia tu rostro dos veces al día con un agente limpiador especialmente formulado para pieles secas. Si tienes la piel extremadamente seca trata de usar exfoliantes manuales una vez a la semana evitando, que se formen escamas.

5.- Usa productos exfoliantes manuales o exfoliantes que realmente contengan depuradores muy suaves y que deberás aplicártelos manualmente mediante movimientos circulares por su rostro.

6.- Cuando quieras humectarte el rostro elige un emoliente que posea agentes humectantes y un buen bloqueador solar, no sólo la exposición solar empeorará la sequedad de tu piel, sino que además correrás el riesgo de padecer o de desarrollar cáncer de piel.

Un consejo Práctico: Si tuvieses una piel demasiado aceitosa sobre todo durante el día, ten a mano papeles secantes o toallas de papel para poder arreglarse rápidamente, para poder remover cualquier vestigio de piel muerta.

Si después del primer trimestre tus desequilibrios siguen siendo frecuentes, deberías consultar con tu obstetra acerca de los productos más seguros teniendo en cuenta tu estado actual.

El cuerpo de la mujer experimenta muchas transformaciones para acomodar a la criatura que se desarrolla en su vientre, para protegerla y proveerle todo lo que necesita para que este sana y viva.

Con estos cambios un gran número de mujeres no tienen ni tiempo ni deseo de complicarse la vida con una rutina de belleza.

Al mismo tiempo debido a las variaciones en el nivel de hormonas experimentados, tienen momentos de tristeza y duda. Se sienten poco atractivas. Sin embargo, deben de considerar que desde el primer trimestre la naturaleza ayuda a las mujeres a lucir radiantes, sus cabellos, piel, el brillo de sus ojos, el tamaño en los labios y crecimiento en los senos hacen que se vean espléndidas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada