El embarazo utópico. Pseudociesis.


Un embarazo irrealizable imaginario en suma un embarazo que solo se desarrolla en la mente. Efectivamente es un embarazo psicológico denominado imaginario, síndrome de Rapunzel - utópico ó pseudociesis.

¿Increíble verdad? pero aunque parezca irreal es muy real. Se llama embarazo psicológico llamado imaginario o utópico se presenta cuando una mujer cree estar embarazada sin estarlo en realidad.

El embarazo utópico presenta la mayoría de los signos y síntomas de embarazo.



Causas del embarazo utópico

El principal desencadenante suele ser el deseo desmedido de ser madre pues se da cuando una mujer cree estar embarazada sin estarlo y además tiene la mayoría de los signos y síntomas gestacionales de un verdadero  embarazo. Este problema afecta también a los hombres. Dentro de las causales están los:

1.- Factores psicológicos: Conglomeran el mayor número de los casos de pseudociesis, son integrantes de los denominados trastornos somatomorfos, en los que  determinadas emociones ocultas se manifiestan como síntomas orgánicos. Ocurre sobre todo, en mujeres que no expresan sus sentimientos.


Existen también otras razones psicológicas que pueden llevar a este trastorno: la infertilidad, la esterilidad o los problemas para iniciar  una gestación llevan a la mujer, que tiene el gran deseo de ser madre a desarrollar este cuadro, el mismo que puede tener un sustento depresivo.



Poco frecuente es este cuadro en adolescentes que inician sus relaciones sexuales, ante el temor de quedar embarazadas.

2.- Factores neuroendocrinos.- Las hormonas juegan un importante rol en el papel del embarazo imaginario. Hay una disminución de la hormona luteinizante LH y  la hormona folículo estimulante FSH, lo que conduce a la anovulación y, en consecuencia, a la amenorrea. Por otra parte, como la prolactina y la progesterona están elevadas se estimula la lacto génesis y el mantenimiento del cuerpo lúteo, correspondiente.

Los factores psicológicos y neuroendocrinos no actúan independientemente. Se trata de una espiral donde ambos se interrelacionan mediante el siguiente cuadro clínico.

  • Trastorno del ciclo menstrual, que varía entre la amenorrea y la hipomenorrea, de una etapa que dura aproximadamente 9 meses, el tiempo que dura el embarazo real.
  • Aumento del volumen abdominal, sin desaparición del ómbligo, originado por la posición de lordosis que opta la mujer y por la distensión de los músculos abdominales. El ómbligo invertido permite establecer el diagnóstico diferencial con el verdadero embarazo.
  • Modificaciones en las glándulas mamarias consistentes en turgencia, secreción de leche y calostro, pigmentación y aumento de tamaño de las papilas.
  • Sensación subjetiva de movimientos fetales.
  • Ablandamiento del cuello uterino, acompañado de signos de congestión. Aumento del volumen uterino, cuyo tamaño varía de 6 semanas a 8 meses.
  • Náuseas y vómitos. Puede haber constipación y falta o incremento del apetito.




  • Incremento de peso, mayor que los verdaderos embarazos.
  • Algunas pacientes presentar niveles elevados de gonadotropina.
  • Independientemente de los síntomas mencionados la sintomatología varía en forma completa o incompleta según los casos.

Una forma de confirmar que no es un embarazo real es buscando con la Maniobras de Leopold el fondo uterino, al palpar el abdomen se sentirá una forma de extrema rigidez. Otra manera es buscar el foco cardíaco fetal el cual se encuentra ausente pudiendo sólo encontrar el latido de la aorta descendente.

La causa principal de este acontecimiento forma parte del deseo irrefrenable de concebir y tener un hijo, pero eso no significa que hayan otros factores como: la necesidad de fortalecer los nexos conyugales o sentirse joven y productiva.

Las mujeres jóvenes son las que están más propensas a desarrollar un embarazo de este tipo, pero eso no quiere decir que no existan casos extremos que se pueden presentar en un hombre, en las mujeres las causales pueden ser:

1.- Jóvenes recién casadas, solteras jóvenes que tienen miedo a quedar embarazadas cuando su vida sexual está activa.

2.-Mujeres de edad avanzada temerosas de llegar a la menopausia, personas estériles.

3.- Mujeres que se han vuelto a casar por segunda vez y anhelan salir embarazadas de su actual esposo.

4.- Cuando la mujer es dependiente del marido, el pensamiento de llegar a tener un hijo le hará creer que esa será la única forma de tener el control el absoluto de la atención de la pareja.

5.- Cuando se tiene problemas maritales y la posibilidad de un embarazo es aparentemente la única solución para salvar el matrimonio.

6.- Cuando se piensa que un hijo reforzará los lazos matrimoniales y se vuelve obsesivo.

Pseudociesis

Se presenta cuando una mujer cree estar embarazada sin estarlo realmente y presenta, además, la mayoría de los signos y síntomas de estar embarazada. Es un problema psicológico en el que el factor desencadenante suele ser el anhelo desmedido de ser madre.

La pseudociesis también puede ocurrir en hombres aunque con una frecuencia mucho menor.

Los síntomas pueden ser similares causa de sentirse identificados con su pareja. Esta patología se da generalmente cuando la mujer está realmente embarazada, y él, por sentirse protector, procura que su mujer sufra lo menos posible en la gestación, y  quiere ser partícipe del proceso y compartir todo lo bueno y lo malo.

Lo mejor en estos casos es recurrir inmediatamente al médico que dará el apoyo psicológico necesario.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada