La silla giratoria. Las mejores sillas de oficina.


Una silla giratoria para un uso de 24 horas al día, éstas deben ser sumamente cómodas y resistentes.

Las sillas giratorias de oficina convencionales no son apropiadas, lo que se necesita es una solución innovadora no convencional.

Por eso te recomendamos tanto las sillas ergonómicas como las de cinco patas, son las más estables y cómodas.

Las ergónomicas son como las de la fotografía y las de cinco patas son sillas de una tamaño mediano para grande.

Características de la silla giratoria


Lo importante en una silla giratoria es la base, para ser considerada estable debe tener un diámetro de 400 m.m. como mínimo y para no entorpecer el movimiento de los pies un máximo de 45 m.m.

La base de las sillas es un elemento indispensable de acuerdo con  la estética y el diseño, lo importante desde el punto de vista funcional es la estabilidad independientemente de la belleza de la silla que no siempre implica ser cómoda y estable.

La base de las patas da alternativas para el uso de ruedas o regatones, para evaluar esta alternativa hay que estudiar si la persona se sienta y levanta de manera repetitiva, si es así, se recomienda que las patas tengan ruedas, en puestos de trabajo donde la persona realice esfuerzos se recomienda que las patas posean regatones, para impedir que por el esfuerzo la persona salga despedida hacia atrás.

La columna de alzada es la que da  altura a la silla y con ello se identifica y caracteriza la  silla para puestos estrictamente sedantes, o para actividad alternadamente de pie o sentado, manteniendo la misma superficie de trabajo, es decir tener la longitud que  corresponda para tareas en cualquier posición.


La altura debe estar regulada para  permitir la adecuación en el puesto de trabajo. En la actualidad se usa mayormente la regulación por medio de pistones de gas, que además le brinda amortiguamiento, que puede o no ser aumentado con la ayuda de resortes. Además se aconseja que tenga amortiguamiento para evitar la rigidez en la silla.




No todas las sillas poseen sistema basculante y tampoco necesitan tenerlo, pero en algunas sillas es muy necesario sobre todo aquellas en que por tener que adoptar una posición inclinada hacia delante deben poseer el ángulo entre el asiento propiamente dicho (horizontal) y el respaldo (vertical) cerca a 90°.

Cuando el usuario tenga la necesidad de descanso y quiera relajarse (tirarse para atrás), no puede hacerlo, si la silla es fija; pero si es bascular, con sólo liberar el sistema basculante el usuario puede tirarse para atrás y descansar.

Existen dos sistemas basculantes por la posición en que la efectúan, la que lo realiza delante y la que la efectúa en el centro.

Este último es el más común pero en el momento en que la persona se tira para atrás las rodillas se levantan retirando los pies del piso dando al usuario la  sensación de inseguridad; en cambio el primer sistema al bascular como el eje del movimiento está prácticamente en el hueco poplíteo, la distancia de las rodillas al piso se mantiene casi inalterable.

Sillas de oficina


Las sillas operativas para oficina cuentan con una amplísima variedad en lo referente a materiales, colores, diseños, funcionalidades, adaptándose a cada estilo de decoración que posea el ambiente de trabajo, y a los gustos de cada usuario.




Entre los diversos modelos existentes en el mercado de muebles para oficina, tenemos que las sillas poseen una ergonométrica perfecta, donde el diseño cuenta con una gran estructura  está conformada por asiento y respaldo en forma independiente, los que pueden  estar construidos en madera postformadas con 12 mm de espesor, sus laterales  están unidos con acero recubierto con poliuretano expandido.

Las sillas operativas tienen respaldo y asientos realizados en plástico termoformado con 4mm. de espesor. Los tapizados con una densidad de 28 kg por m3. Además cuentan con mecanismos que otorgan movimientos para sincronizar el asiento como el respaldo y hacerlo más práctico y funcional.

Las bases pueden ser tipo estrella giratoria de 5 astas, pueden tener ruedas como también una regulación de altura en forma neumática.

Las sillas operativas se confeccionan teniendo en cuenta que deben evitar  los dolores posturales y lesiones por las posturas incorrectas en las personas donde deben pasar muchas horas sentadas haciendo su tarea diaria.

Esto se logra ya que la persona sentada ejerce una fuerza perpendicular a la línea de piso, y realiza presión en el respaldo y esta se regula automáticamente al tener contacto con él, sin uso de perilla alguna.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada