Las barras deportivas. El fútbol.


Cuando hablamos de barras deportivas nos referimos en términos generales a las barras o grupos populares no violentos.

Sin embargo, en América Latina para designar a aquellos grupos organizados dentro de una hinchada, respecto de un club de fútbol, que se caracterizan por producir diversos incidentes violentos, dentro y fuera del estadio de fútbol. Desvirtuando así su primigenia definición.

El término aparece en Argentina a inicios de la década de 1960, y luego su uso se extendió en toda América Latina. En Brasil el país de la zamba se les denomina "torcidas", mientras que en el continente europeo son conocidos como hooligans ó ultras.

Para identificarse las barras bravas usan banderas, lienzos y diferentes instrumentos musicales y por lo general se caracterizan por ubicarse en las tribunas populares, aquellas que frecuentemente carecen de asientos y donde los espectadores ven el partido de pie.

Características de las barras deportivas

Este fenómeno equivocado se ha extendido en todo el mundo especialmente, en países de América Latina. Si bien existe una amplia variedad de estas barras todas tiene un denominador común y son:





  • Su exaltación a la violencia a la fuerza y a los gritos desaforados.
  • Su mal entendido nacionalismo o regionalismo.
  • Asocian su sentido del honor a peleas absurdas para reafirmarlo.
  • Si bien es cierto el pertenecer a una barra brava no distingue el color de piel ni menos el sector social al que se pertenece tradicionalmente se asocia a las barras bravas con gente urbano marginal; así como al consumo de drogas y alcohol.

Por lo general estas barras deportivas tiene como centro al deporte del fútbol que son espectáculos donde la muchedumbre se aglutina y se pueda desarrollar la catarsis colectiva; en suma este se desenvuelve en un lugar donde todo está permitido y en la práctica las normas que rigen la vida de los seres humanos no existen.

El fútbol

El fútbol según algunos expertos se ha convertido en un espectáculo con pocos protagonistas y muchos espectadores, esto ha generado que esa cantidad de espectadores:




1.- Formen agrupaciones de seguidores de conocidas entidades del medio.

2.- Acompañan a los clubes profesionales con o sin su auspicio desde el inicio de los torneos.

3.- Responden a un proceso de identificación que los diferencia del resto de aficionados que siguen y apoyan a sus clubs.

Estas barras tiene un comportamiento masivo muy peculiar como:
  • Aclamar al unísono y en forma enérgica el nombre de su equipo
  • Mantienen una constante y sistemática asistencia al estadio; hasta viajan por defender a su equipo del enemigo.
  • Sus márgenes de fanatismo llegan a la violencia ilimitada sus viajes y traslados se debe a que están respaldados por sus mismas instituciones deportivas, haciendo que este sea un factor negativo. Por esta razón como los aficionados clásicos los que no pertenecen a un determinado grupo de barras deben de agruparse con la sociedad civil para exigir:
  • La adopción de ciertas normas sociales que repriman su pasión en oposición al eros que los mantiene activos.
  • Comportamiento civilista y ciudadano o que no generen “desorden.
  • Más solidaridad entre congéneres del grupo humano.
  • Determinar buenos líderes.
  • Que se auspicien y se apoyen en la lógica social de la normalidad
  • Que se enfrente y a la vez observar (sin permitirse desviaciones)

En conclusión se ha determinado que las barras deportivas convertidas en barras bravas se generan, cuando grupos de jóvenes se juntan para satisfacer sus necesidades efectivas que no encuentran ni en su familia. En estas agrupaciones los jóvenes encuentran espacios de identidad, porque se encentran con sus pares, que piensan y actúan como ellos al unísono, conceptualizándolos como familia.

Este problema social que afecta a todo el mundo en mayor o menor nivel, muchas veces degenera en actos delictivos y está cobrando cada día más víctimas de una violencia desmedida. Lo que inicialmente se concibió como un grupo de jóvenes que alentaban a sus equipos.

Con el incremento de víctimas mortales se está llegando a una etapa de costumbre a la violencia y los grupos empiezan a institucionalizarse, generando grupos violentos financiados por los mismos dirigentes.

Como la violencia está creciendo esos grupos de jóvenes también son utilizados en la política.

Por ejemplo las barras bravas en Bolivia son grupos reducidos, no tienen la capacidad de movilización.

En Brasil, a partir del año 2001, las tradicionales torcidas dieron un paso al costado para  albergar a las barras bravas.

En Chile, los primeros grupos organizados hacen su aparición pública a fines de1988con ocasión de un partido entre Colo-Colo y la Universidad de Chile, el cual finalizó con graves incidentes protagonizados por la Garra Blanca.

2 comentarios:

Anónimo dijo... [Responder]

Me podrian poner algunos ejemplos de barras deportivas para el fútbol

Anónimo dijo... [Responder]

yo tambien quiero algunas

Publicar un comentario en la entrada