El orzuelo. Problema ocular más frecuente.


El orzuelo aparece a cualquier edad y se dice que es por falta de higiene o por carencia de alguna vitamina.

El orzuelo es una infección de las glándulas sebáceas en la base de las pestañas o en los párpados y son dolorosas e incómodas.

Causas del orzuelo  

La causa de la aparición de los orzuelos suele deberse a una debilidad orgánica que origina un descenso de las defensas, lo cual trae como resultado la proliferación de los gérmenes que tapan las glándulas oculares. Así, se produce la blefaritis, una inflamación de las glándulas locales, generadora de los orzuelos.

Las debilidades que generan las llamadas congestiones de los párpados tienen un origen comun; anemia, gripe o estrés o bien producirse por razones locales del ojo como la miopía, hipermetropía o astigmatismo sin debido control.

Aparecen en cualquier época de la vida. Sin embargo, tienen reacciones y causas especiales de acuerdo a la edad en que surjan.


1.- En los chicos puede desarrollarse por falta de higiene como tocarse los ojos con las manos sucias.




2.- En los adultos, aparecer por no limpiar los lentes correctamente, por el mal uso de los cosméticos, etc.

En ambos casos la bacteria denominada estafilococo es el elemento común que lo causa.

3.- Aparecen como causadas por enfermedades como: anemia, diabetes, trastornos hormonales y tiroideos, alergias, inflamaciones oculares crónicas, etc.

Remedios para el orzuelo


La medicina natural y las costumbres tradicionales de los pueblos dan una gran diversidad de soluciones como:

1.- Frota una llave antigua hasta que esté caliente y aplícala sobre el ojo de forma que éste mire a través del asa. Se debe aplicar tan pronto se sienta las primeras molestias. Si no se encuentra ésta, se puede buscar una alianza matrimonial. Lo importante es que el elemento esté caliente, ya que el calor combate el orzuelo.





2.- Coloca sobre el orzuelo un huevo reciente puesto por una gallina y déjalo por 5 minutos.

3.- Aplica compresas calientes no mucho, durante 10 minutos 4 veces al día.

4.- Aplicar compresas empapadas en una infusión de 20 g de flores de aciano añadidas a un litro de agua hirviendo.

5.- Lava una hoja de acelga y luego caliéntalo con un poco de agua, durante cinco minutos. Cuela y dejar enfriar la acelga. Cuando esté templada, aplica directamente sobre la zona afectada, con los párpados cerrados, durante media hora. Repite la operación tres veces al día hasta que desaparezca el orzuelo.

6.- Mastica hojas de yerbabuena y aplicar, a modo de emplasto, sobre el orzuelo. Dejar puesto por 5 minutos. Después retira con agua tibia.

Si después de aplicarte los remedios mencionados, no notas mejoría en dos o tres días, es mejor que acudas a un doctor.

Como recomendación te diré que por ningún motivo aprietes, pellizques o presiones tu orzuelo Puede haber el riesgo que la infección se corra por todo el ojo. Aunque al orzuelo se le haya formado una cabeza, deja que se drene por sí sola.

No uses maquillaje para los ojos cuando tengas orzuelo De lo contrario te estás arriesgando a contaminar los cosméticos y aplicadores con la infección.

Para evitar la formación de orzuelo, no compartas tus cosméticos ni los aplicadores.  Como prevención no te rasques las pestañas, no uses mucho cosmético en esa zona, lava de vez en cuando los ojos con una infusión de manzanilla.

La base del tratamiento contra los orzuelos es el calor. El mismo hace que el orzuelo madure, se abra y la grasa que tiene adentro salga espontáneamente. El procedimiento es sencillo y no tiene complicaciones colaterales.

En el caso de que, el orzuelo no drene en tres semanas, es necesario la consulta a un oftalmólogo que indicará un antiinflamatorio local. A partir de este tratamiento, el orzuelo comenzará a achicarse hasta quedar reducido a un pequeño punto. Así, dejará de molestar tanto desde el punto de vista orgánico como estético.

Si a pesar de haber realizado los tratamientos naturales, el pequeño gránulo persiste, el oftalmólogo puede practicar una simple intervención para eliminarlo raspando la grasa residual o haciendo una incisión muy pequeña.

Según los mismos oftalmólogos, en los niños no se justifica la operación, pero en el caso de realizarla se debe hacer con anestesia general. En estos casos, lo mejor es esperar hasta que el chalazión se reabsorba.

Dice el dicho más vale prevenir que lamentar, entonces es mejor que puedas  realizar un tratamiento preventivo contra los orzuelos. El secreto radica, en suprimir las causas que derivan en un chalazión, controlando la anemia, diabetes, trastornos hormonales y tiroideos, entre otros y locales como problemas de refracción -astigmatismo e hipermetropía-, presbicia, alergias, inflamaciones oculares crónicas, etc.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada