Negocio. Herramientas de un negocio.


Si quieres iniciar una empresa o negocio productivo, sólo tienes que ser innovador y pensar que cada recurso con el que cuentas y que debe ser aprovechado al máximo.

Entonces aquí viene la pregunta ¿Cómo hacerlo?. Bueno ya no tienes que, pensar mucho sólo necesitas usar unas simples pero poderosas herramientas que te ayudarán a conseguir el éxito en el negocio o empresa que emprenderás o en el que ya lo tienes.

Lo que si debes tener en consideración es que las cosas no son estáticas, el mundo siempre está evolucionando y por esa razón tu negocio o empresa, también tiene que hacerlo con celeridad para no quedarse rezagado.

Herramientas de un negocio

Estas herramientas son cuatro y vendrían a ser los basamentos o cimientos de tu negocio o empresa que, si los estableces, los mides, controlas e innovas, lograrás la productividad de tu negocio, estas son: Misión, Visión, Organigrama y Objetivos.

1.- En la Misión.- Se establecerá la Razón de Ser de la empresa o negocio, es decir determinar de que tipo será nuestro negocio, aquí también se definirá las estrategias y objetivos del negocio para ser entendido por todos en el negocio.

La misión tiene que ser la base de la estructura, las tácticas, estrategias y objetivos en los que trabajara el negocio, mediante acciones, que la lleven a la obtención de sus metas.


2.- Visión.- Aquí quedarán impresos los fines estratégicos de largo plazo que se desean.
 alcanzar con el negocio o empresa. En suma es plasmar en un pensamiento, la apertura del negocio y su crecimiento en un futuro no muy lejano.

Si la persona no tiene ambición de crecer simplemente no tendrá negocio ni empresa, o de tenerlo estará destinado a desaparecer o llegar a ser muy pequeño siempre.

3.- Organigrama.- Aunque sea un negocio o empresa pequeña se debe establecer un organigrama en el que se diseñe la estructura organizacional, de tal manera que quede plasmado el estado óptimo que debe alcanzar dicha organización cuando alcance sus objetivos máximos.

El establecer todos los puestos necesarios y las líneas de mando necesarias para que el negocio o empresa funcione a su máximo potencial, no importa si al inicio el mismo dueño tenga que desarrollar  todas las posiciones. El hecho de definir una estructura es la base natural para un crecimiento constante y sólido.




4.- Objetivos.- Estos vendrían a ser los resultados que la empresa o negocio desea alcanzar y lógicamente determinaran de qué forma serán medibles.

Los objetivos deben presumir retos para los que intenten alcanzarlos, serán establecidos en forma genérica y específica para todos y cada uno de los integrantes y áreas de la organización.

Para la determinación de los objetivos estos deben ser ambiciosos, pero realistas sobre los alcances y el nivel de crecimiento que puede tener la organización en un lapso de tiempo fijado previamente, para alcanzar los objetivos.




Es necesario tener la seguridad que en razón de la determinación correcta y el uso adecuado de herramientas explicadas líneas arriba, se estará en mejor posición para enfrentar las oportunidades y amenazas que se vayan presentando en el camino empresarial o comercial de forma correcta.

Emprender un negocio

Lo primero que debemos entender y tener muy claro es que emprender una empresa es un proceso con diferentes etapas que nace con un sueño que se convierte en una idea, que debe planificarse y luego trabajar muy duro para conformar un negocio a fin de que rinda los frutos deseados: ingresos y utilidades.

Para emprender un negocio o empresa productiva, es recomendable optar por los servicios de un profesional. Por otro lado, se debe entender que el cambio no significa desorden, por el contrario es necesario tener la capacidad de adaptarse y reinventarse constantemente para alcanzar y superar las expectativas del mercado en el que nos movemos.

En suma es necesario asumir que cada cierto tiempo se debe hacer una reingeniería de la organización que se comanda para que todos sus integrantes comprendan que los negocios o empresas exitosas se forman de adentro hacia afuera, poniendo orden internamente y controlando todas las áreas para que todo funcione correctamente, ya que con una buena organización se lograran los objetivos de rentabilidad trazados.

Todos sin excepción deben entender que el mundo actual es muy competitivo y es una obligación ser cada vez más productivos, lo que significa hacer y conseguir más cosas en menos tiempo.  Por ello una regla de oro en nuestra vida, en el trabajo, en la empresa o negocio, para salir adelante es ser cada día más productivo, pero con inteligencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada