miércoles, 6 de junio de 2012

Gastronomía y vinos de Chile. Abre tu apetito con la variedad de platos.


A nivel mundial Chile es aún desconocido en materia culinaria y repostería. Sin embargo, eso no quiere decir que no tenga historia y sobre todo que no tenga platos típicos que gustan en todo el país y a los que lo visitan.

Chile siendo un país dominado por los españoles y teniendo la influencia de otros países europeos como Italia, Francia y Alemania, cuenta además con su gastronomía autóctona.

Postres y bebidas

La repostería chilena, cuenta con el aporte de la religión católica ya que fueron las monjas de clausura de los conventos las que en el siglo XVII dieron un gran impulso a la repostería colonial chilena, dando origen a la expresión, hecho por mano de monja queriendo decir que un postre es exquisito.

Las monjas de esa época imitaban de muy buena forma los dulces españoles como hechos con almendras y pastas, elaboraban los más delicados dulces como: el alfajor, el dulce de membrillo, los duraznitos de la virgen, el manjar, las sustancias, torta de mil hojas, las alojas de papaya o de piña, las compotas y frutas en almíbar elaboradas con frutas autóctonas, huevo mol, el manjar, sin olvidar los postres fritos como buñuelos y los picarones.

Otras dulces conocidos, y bastante consumidos, son el brazo de reina , los churros, los cuchiflíes, los dulces de La Ligua, las empanadas dulces, los empolvados, el pan de Pascua, este último sobre todo en época navideña, y las tortas curicanas.

En la zona de La Serena, cuarta región o región de Coquimbo se encuentra la conserva de papaya, que es una papaya diferente a las tropicales, que no se come como fruta cruda debido a su acidez, sino en cocimiento con agua y azúcar.

En cuanto a bebidas alcohólicas y no alcohólicas veremos que en Chile, las bebidas tradicionales son la chicha, el aguardiente o pisco chileno y el vino.

Muy reconocido mundialmente porque cuenta con cepas importantes como Cabernet Cavignon, Carmenare, Chardonay, Merlot y Sauvignon Blanc; que tienen aroma, calidad y cuerpo lo que lo ha llevado a obtener varios premios mundiales.

Entre estas bebidas esta: El cola de mono, tomado solo en navidad. el jote, la piscola, llamada combinado nacional, ponche de culén, ponche de frutas, mezcla de vino y fruta de la estación (chirimoyas, duraznos o frutillas).

En caso de la mezcla de vino con frutillas, se denomina borgoña a la mezcla con vino tinto y clery a la mezcla con vino blanco. No se puede dejar de mencionar el sur del país de donde proviene; el licor de oro, La mistela, El muday, de origen mapuche. Y en el norte existen una gran variedad de aperitivos como; mango y papaya sour y batidos de guayaba, mango y maracuyá, etc. todos en base a frutas tropicales.


Si se trata de bebidas dulces no alcohólicas están; mote con huesillo, el batido de piña, la macedonia, el plátano con leche y el ponche de fruta.

El famoso mate, muy conocido en países sudamericanos, es en Chile una bebida no alcohólica que ha tenido una evolución, pues hasta antes del siglo XX este se preparaba, con el palito y no con la hoja de la yerba mate.

A partir del siglo en mención, debido a la influencia inglesa se impuso el té, masificándose su consumo y volviéndose la bebida tradicional recibiendo la denominación de las once, que sería el similar al afternoon tea.

Las once deriva su nombre por una costumbre minera de reunirse a tomar aguardiente a las 6 de la tarde cuando los mineros salían de sus labores yéndose a tomar aguardiente que tiene once letras.

Comida chilena

En relación a su comida pese a que ha estado muy olvidada sí existe una comida tradicional chilena, pese al olvido aun no se extingue; pues existe una comida chilena que ofrece sabores, colores y aromas muy exquisitos que son únicos pues son el mestizaje de la gastronomía autóctona especialmente la mapuche que aporta muchos productos como; trigo, papas, arvejas, habas, ajos, cebollas, ají y maíz, que fueron llevados a España y a su vez, esta aporta los productos y especies que trajeron en su etapa de colonización.

Además claro del aporte europeo especialmente de los franceses e italianos. Toda esta mixtura le da la cocina chilena una riqueza gastronómica muy amplia como: el asado con cuero, sopas, chupes, el corderito asado, pollo al horno de leña, etc.

Chile como todos los países que sufrieron la colonización de España y la transculturación de otros países ha visto mezclada su gastronomía dejando de lado lo autóctono que fusionado, a lo nuevo genera una comida criolla nueva, moderna y apetitosa.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada