La gastronomía chilena. Degusta la variedad de productos llenos de sabor.


El país más angosto de América del Sur, tiene una gastronomía bastante variada ya que es la combinación de la cultura indígena y la española que le han dado variabilidad gastronómica.

Aunque el país tiene la forma de chile o ají, su comida no presenta comidas picantes. Pero, si han adaptado sus platos a su clima y las diversas regiones que tienen.

El aprecio por la comida hace que cuando una persona les cae simpatica le dicen: "Eres un plato".

Son muy típicas las comidas con carnes animales y frecuentemente se reunen alrededor de "un asado", que es carnes a las brasas o parrillas  que se hacen al aire libre, tanto en el campo como el la azotea o jardín de sus hogares.

En el siglo XX, tuvo un importante aporte de la cocina francesa y dio origen a la cocina criolla chilena, la que  sobresale por su variado sabor y color, acompañada de bebidas como el pisco o aguardiente de uva chileno y el vino.

La llegada de los españoles no fue del todo funesta, pues cuando ellos llegaron  en plan de conquistadores  trajeron  los ingredientes necesarios para preparar sus alimentos, que unidos a los que ya existían en Chile se transformaron en la base de la cocina criolla.


Cabe resaltar que  entre los productos y animales que trajeron estaban el trigo, los cerdos, las ovejas, los pollos y los vacunos. Estos ingredientes base se mezclaron y así, dieron origen a los platos más típicos de Chile.




Historia de la gastronomía chilena

Haciendo remembranza histórica se sabe que el menú en la época de la colonia era bastante nutritivo y al primer plato lo denominaban residencia el mismo que tenía como fondo una carne de pescado, ave, o res, luego venia el guiso  servido abundantemente, con choclos y papas.


Al inicio de la colonia  se hicieron conocidos la chuchoca, las  humitas, el locro y el pilco. y por supuesto empieza la afición por las algas marinas, el cochayuyo y el luche, los que se servían acompañados de huevos duros.

Los panes de esa época eran de tres clases: El pan era de tres clases: la tortilla de rescoldo, el pan español, con mucha grasa y miga, y el pan chileno, aplastado y cascarudo.

La repostería Chilena se nutre también de la religión, pues las monjas de clausura del siglo XVII, dieron impulso a casi todos los dulces que hoy se conocen en la cocina chilena

En el siglo  XIX el menú se hace abundante y variado con: la  carne de cerdo salada, mezclada con papas, arvejas, cebollas y repollos, el charqui, los melones, la sandía, etc. También se prepara: la carne cocida en guisos, carne cocida en trozos revuelta con huevos y envuelta en malaya, y guiso de mote.

En el siglo XX, la cocina chilena Progreso grandemente  con el aporte de la gastronomía francesa recepcionada a fines del  siglo XIX, esta se manifestó  en; chupes, guisos, pucheros y postres. Sobre todo, se consume  pescados: el congrio Margarita, la corvina a la mantequilla negra, o las "omelettes". Se puso en boga lo  afrancesado.




En ese siglo se desenvolvió la comida rápida chilena como los famosos Barros Luco y el Barros Jarpa, que toman el nombre de un  ex presidente y de un ministro chileno.

Aparte de las diversidad de preparación del hot dog como el completo, hecho con salsa americana o chucrut, mayonesa y tomate, el italiano que lleva su nombre por los colores de la bandera de ese país compuesto con palta, mayonesa y tomate.


Productos de la cocina chilena

Debido a la extensa geografía chilena la culinaria y por lo tanto las recetas  son muy variadas. Sin embargo, se diferencian tres macro zonas gastronómicas:

  • Gastronomía del Norte.
  • Gastronomía del Centro.
  • Gastronomía del Sur .

En todas estas regiones la cocina chilena ha recibido el aporte de sus residentes aborígenes  sus costumbres y productos: aves, carnes, mariscos y pescados con diferentes condimentos y preparaciones.

Que van aparejados con la influencia extranjera especialmente la europea, lo que ha generado una amplia gama de bebidas y postres .

En el territorio Chileno se pueden encontrar frutas y legumbres sembradas y cultivadas desde hace milenios entre los más conocidos están:

  1. La aceituna: Ciertamente el olivo proviene de Europa, las aceitunas de Azapa, en Arica, se consideran una variedad de origen chileno.
  2. Chirimoya: Nativa del área subtropical de los Andes; aunque no es nativa de Chile, es uno de los principales países donde se consume.
  3. Choclo: Este cereal, cultivado  desde la época precolombina  en las culturas  Azteca, Inca y Maya , también se cultivo en las tierras de los araucanos y luego se expandió hasta el sur llegando a ser cultivado por los mapuches. Es un choclo pequeño y dulzón.
  4. Lúcuma: En un principio se usó la lúcuma chilena Pouteria splendens, no obstante ésta fue remplazada por la lúcuma de origen peruano. actualmente se cultiva desde el Valle de Azapa hasta Santiago. Se le usa en repostería y heladería.
  5. Murta o murtilla: Este fruto recolectado por el pueblo mapuche desde antes de la llegada de los españoles, tiene un preciado valor en el área de gastronomía, principalmente para hacer mermelada y un licor llamado murtado.
  6. Palta: Se cultivaban diferentes tipos de palta en Chile desde los tiempos precolombinos; la palta de cáscara negra es de origen chileno.
  7. Papa originaria de América del Sur: Es un ingrediente muy importante en los distintos tipos de platos típicos, la gastronomía chilena  se basa en los tubérculos para cocinar diversos platos.

De los productos marinos tiene una gran variedad  y el país entero consume: Cochayuyo, el alga más consumida en el país. Los picorocos, un crustáceo propio de Chile.

También cuenta con una  gran variedad y calidad de pescados y mariscos, cuenta con moluscos como el pulpo, el lenguado, albacora bacalao, merluza, corvina, palometa, raya, mero y atún, orejas marinas, langostinos, ostiones, gambas, erizos, machas (almejas), cangrejos gigantes, centollas, camarones, ostras, langostas, percebes, picorocos, incluso anguilas que son parecidas a los chanquetes.

Chile tiene tres  cocinas que la definen por sus características:

La cocina de la zona norte.- Se forma con el aporte La de los productos de las culturas indígenas del altiplano andino, los aimaras y atacameños, los que desarrollaron una agricultura bastante desarrollada  cultivando; rocoto, maíz, oca, papa, quinua y zapallo.

En  ganadería, se utiliza mucho la carne de alpaca y llama, se consume diversidad de platos en base a mariscos y pescados.

En el norte chico, destacan los valles de la Región de Atacama que produce uno de los aceites de oliva más afamados del país, y, junto a la región de Coquimbo, mantienen la producción de uno de los licores más problemáticos por su origen, el pisco. Amplia es la cantidad de bebidas alcohólicas y refrescos que se pueden encontrar.

La cocina de la zona centro.- La zona central ha tenido un variado aporte en su conformación: el aporte indígena, con los productos de la tierra, como el maíz y diversas verduras, que han originado comidas como: el charquicán, las humitas y el pastel de choclo; y los aportes de las costumbres de los españoles y la influencia extranjera posterior, principalmente europea.

La cocina  del sur.- Esta región ha tenido como su más grande aporte a su cocina la cocina mapuche, que contribuyo con el  maíz, el merquén, las papas, los porotos, los zapallos, y también la gallina mapuche que sería la única gallina sudamericana precolombina, que curiosamente da huevos con tonalidades celestes y verdes.

Otro  gran aporte a la cocina chilena es la cocina chilota, cuya característica son sus multiples variedades de papa. Al  sur del país, en Angelmó, existe el mercado más surtido a nivel nacional en lo relacionado a productos marinos; en dicho mercado se pude consumir caldillo de mariscos, curanto en olla o "pulmay", empanadas de mariscos y sierra cancato a las brasas.

La influencia de la colonización alemana, durante el siglo XIX, y su cocina que se ha mezclado con materiales típicos de la zona, creando, lo que muchos gourmets han denominado, maravillosa combinación entre la comida alemana y mapuche.

En la Patagonia chilena se hace uso de la carne de cordero, de productos del mar y de diversas clases de frutos silvestres.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada