martes, 2 de agosto de 2011

Aves de rapiña. Clasificación de aves de rapiña.



Cuando se habla de aves de rapiña de inmediato lo asocias con robo y carnicería, pues es cierto, aves de rapiña son aquellas aves carnívoras que se alimentan de sus presas, son grandes cazadoras y su vista es muy aguda, pues avistan a sus víctimas a muchos kilómetros de distancia.

Sin embargo, estas aves forman parte del ciclo de vida del planeta, no están al acecho de hacer el mal.

Son guerreros sorprendentes que vuelan en el cielo, cazan durante todo el día, son de vuelo fuerte. Muchas personas desconocen que éstas aves son importantes para el ecosistema.

Clasificación de aves de rapiña

La clasificación de estas aves se da en dos grupos:

1.- Los Falconiformes (buitres, águilas, halcones, cóndores). Estas tienen hábitos diurnos, por lo general viven a grandes alturas, siendo las cumbres sus preferidas, carnívoras y excelentes voladoras. Muchas de estas aves cazan en pleno vuelo, son grandes planeadoras, pues vuelan varias horas sin batir sus alas, esperando a que su presa muera o se distraiga, para lanzarse sobre ella.

Por lo general son aves grandes y de ellas el cóndor es la más grande, llega a medir tres metros con las alas extendidas, prefiere animales muertos, razón por la que se les considera carroñeras.


2.- Los Estratiformes (lechuzas, búhos, cárabos). Son aves rapaces nocturnas que se nutren de roedores e insectos. Los ojos se encuentran en la ubicación que, los tienen los seres humanos.

Por su adaptación a la vida nocturna se determina que las células que registran la luz tienen en abundancia un pigmento rodopsina, que las hace sensibles a la fuente lumínica, dilatándoseles la pupila en extremo y por ello quintuplican su visión en relación a la del hombre. Estas aves en definitiva son más pequeñas que las falconiformes.

Las aves clasificadas en este grupo tiene preferencia por determinado bocadillo como por ejemplo:

El alcotán prefiere las alondras, mamíferos e insectos.
El cernícalo prefiere los roedores, las lagartijas, ranas e insectos.
El halcón le gusta comer aves, palomas, garzas, etc.

Muchas de estas aves son apreciadas por su belleza y majestuosidad al momento de volar, asi como por su plumaje, que es mucho más vistoso en machos que en hembras.

Muchas de estas especies, son también consideradas especies en extinción, razón por las que se les cría muchas veces en cautiverio o en zonas de reserva ecológica. En algunos países se han dado leyes para defenderlas contra los cazadores furtivos. En países europeos y americanos por ejemplo se domestica a los halcones, porque al igual que las palomas se les usa para llevar y traer mensajes.

En la antigüedad era de nobles tener un halcón al momento de salir de caza para poder ubicar a la presa. El águila era considerado casi un ave sagrada por los griegos pues era el símbolo de algunas legiones y reyes, que llevaban labrada un águila en sus escudos o esculpidas en las empuñaduras de sus espadas.

Funciones de las aves de rapiña

Las aves de rapiña en concordancia con las leyes naturales, a pesar de ser depredadores, carniceros, son los que coadyuvan al equilibrio ecológico pues son los mejores contribuyentes a la conservación ecológica.

No contaminan el ambiente en el que habitan, y sus acciones son un apoyo para evitar el incremento de la explosión demográfica de los roedores, depredadores naturales de los campos, que si no son limitados naturalmente, pueden causar estragos en la naturaleza invadiendo ciudades y poblados causando epidemias y enfermedades, pudiendo llegar a matar a los seres humanos masivamente, como es el caso de los roedores (ratas) que trasmiten la peste bubónica.

Por otro lado, su contribución a la fertilización de la tierra es innegable, puesto que los restos óseos, ya sin carroña, sirven como fertilizante natural, debido al calcio y potasio que contiene los huesos de los animales muertos.

Su presencia en los lugares que por su belleza natural son visitados por turistas, contribuyen a captar su atención ya que forman parte del paisaje, por ejemplo en el valle del Colca, Arequipa-Perú, el vuelo de los inmensos cóndores causan gran expectativa y son motivo de admiración por parte de los turistas y fotógrafos aficionados.

El poco apoyo de los gobiernos hacia la conservación de estas especies hace que todas estas aves estén en peligro de extinción, debido a que, la capa de ozono cada vez está más débil y a la contaminación del hombre.

Cuando visita los lugares donde moran estas aves hace que, la selección natural se encrudezca, porque a pesar de que algunos países han dado leyes para su protección, existen cazadores furtivos que cazan estas aves para los coleccionistas aficionados, para zoológicos privados o bien para embalsamarlos, así como usarlos en el arte de la cetrería como es el caso de los halcones.

Si queremos, vivir con una naturaleza equilibrada, protejamos a nuestros animales, haciendo que las leyes se cumplan, que realmente se les proteja, no debemos contaminar las zonas donde estos seres alados viven en paz hace miles de años.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada