Los beneficios para la salud de los masajes.



Los masajes tienen los mayores beneficios que te puedas imaginar para la salud. Lo mejor de estos beneficios es la producción de endorfinas y la desintoxicación del cuerpo en general.

El contacto con las manos de otra persona es desde ya beneficioso. La especie humana ha crecido con el contacto de la madre hacia el bebé y esto se repite en los beneficios para la salud en los masajes, pero en mayor proporción.

No son pocas las veces en que un dolor de cabeza desaparece cuando alguien nos coloca su mano en la frente por unos instantes. Uno de los antiguos secretos de los templos taoístas era juntar los dedos pulgar, índice y medio y colocarlos en el entrecejo para quitar los dolores en cualquier parte del cuerpo.

La enforfinas son las hormonas que producen bienestar y felicidad y su nivel óptimo hace llevar una vida más plena y feliz. La desintoxicación es fundamental para que no existan enfermedades crónicas y/o terminales.

Estos son una pequeña parte del fundamente que hace de los masajes una de las formas más importantes para que tú te sientas reconciliado contigoo mismo, más saludable y segura y, por tanto, con mayor disposición para caerle bien a los demás.

Masajear nuestro cuerpo debería formar parte de las atenciones que nos prodigamos diariamente, o procurar ir a sesiones de masajes constantemente.

Así tendremos una relación más amable con nuestro cuerpo, que es el único que tenemos, además obtendremos como compensación al sentirnos satisfechos con nosotros mismas.

Ejemplo de Masaje facial

La frente: Este masaje se debe efectuar con movimientos de vaivén horizontal, deslizando los dedos sobre la piel de la frente a la vez que se entrecruzan ambas manos.


El movimiento completo se repite dos o tres veces hasta apreciar el hormigueo que produce la estimulación sanguínea.

El entrecejo: Desde el centro del puente de la nariz, se deslizan los dedos en sentido circular y ascendente hacia al centro y hacia ambos lados de la frente. Este masaje debe ser insistente sobre el mismo trazado para activar las capas profundas del tejido cutáneo.




Las sienes: Después de tratar la zona de la frente, los movimientos de los dedos descienden hasta el inicio de las sienes, donde se realizan fricciones en forma de espira. Es muy importante que dichos masajes se efectúen sin desplazar el tejido cutáneo y sin presionar profundamente.

Las cejas: En este masaje hay que evitar el desplazamiento de la piel. Para ello, uno o dos dedos de una mano sujetan el inicio de la ceja, en su nacimiento junto a la nariz, mientras que la otra mano trabaja deslizando los dedos por las cejas y encima de ella.

Beneficios del masaje

En general, los masajes te proporcionan bienestar psíquico y físico porque:

  • Ayudan a que tu piel respire mejor.
  • Distensiona los músculos.
  • Permiten mejorar la respiración epidérmica.
  • Estimula la circulación de la sangre.
  • Relajan las coyunturas o articulaciones.

Los masajes constituyen un medio ideal para liberarnos del estrés y de la sensación del agotamiento que solemos sentir al final de cada día.

No abandones tu cuerpo: basta con que le brindes unos pocos masajes cada día para aliviar una de las causas de malestar personal: tensiones musculares, endurecimiento de la piel, bloqueo de las energías positivas.

Hay pocas cosas que le gusten tanto al cuerpo como la relajación proveniente de unos agradables masajes. Por fortuna, las condiciones para hacerlo no son ni costosos ni difíciles: basta acostarse y distensionarse para tener el gran placer de sentir que las manos de otra persona se ocupan de nuestro cuerpo.

Recuerda que la mejor manera de curar es prevenir. Por tanto, no esperes a que te aqueje algún problema físico, por ejemplo un dolor de cabeza o de cuello, para recurrir a unos tranquilizadores masajes.




Lo ideal es que tú incorpores, la costumbre del beneficio del masaje para la salud, como parte de tu rutina, pues ellos representan seguridad, tranquilidad, mejora de la autoestima y de la forma como tú seas.

No es condición indispensable que lo haga una persona profesional. Tu esposo, novio, hermana o tu señora madre también puede brindarte los beneficios de una sección de masajes. Por supuesto, se deben hacer recíprocamente y llegar a convenios, todos deben masajearse mutuamente.

Al hacerlo con algunos de ellos, va a recibir una ventaja adicional: no sólo cuenta el saludable contacto físico sobre tus músculos, si no también el afecto con que lo hagan, que es tan importante como el masaje propiamente dicho.

Pero, también pueden ser hechos con masajeadores eléctricos, que tienen buena efectividad.

Todos necesitamos ofrecerle atención a nuestro cuerpo. De manera que no es ningún delito que tú practiques masajes a personas conocidas. Esta es una forma de profundizar un acercamiento afectivo con los demás, de hacerlos sentir mejor y de demostrar interés por el bienestar mutuo entre dos personas.

Tú misma puede ofrecer masajes de pies a cabeza. La razón es muy simple: a pesar de la importancia del cuerpo, es común que nos olvidemos. Y esto es un error: Todos necesitamos prodigarle caricias, hacerle sentir que es importante.

En la India tienen la milenaria costumbre de practicarles masajes a los bebés hasta que cumplan 5 o 6 meses de edad.

Se ha comprobado que esta tradición hindú tienes saludables consecuencias en la salud física y mental de las personas a lo largo de toda su vida.

Para que los masajes causen los afectos benéficos deseados, es necesario que utilice una pomada o un aceite agradable al tacto, preferiblemente mezclado con esencias aromatizantes.

De esta manera conseguirás que el contacto entre tus manos y tu cuerpo sea mucho más cálido, lo que le garantizará un estado físico y mental más placentero y tranquilo.

Hay algunos masajes que puede prodigárselos tú misma, por ejemplo en las piernas, las rodillas y los pies. Pero lo ideal es que lo reciba de las manos de otra persona por la misma razón que ningún estilista se corta su propio cabello, ni tampoco ningún médico realiza una cirugía en su propio cuerpo.

Recurra a una persona de tu entera confianza para que te aplique los masajes, preferiblemente a alguien que tenga una experiencia mínima en esta clase de terapia. Así tendrás resultados óptimos.

Para incrementar la efectividad del masaje puede hacerse lo siguiente:

  • Hacer algún ejercicio previo para calentar tu cuerpo.
  • Si los masajes son de cuello, debes recibirlos sentada.
  • Limpia muy bien sus vías nasales y respira lenta y profundamente.
  • Abrígate los pies con unas medias o una frazada.
  • Ingiere algo de líquidos al terminar la sección de masajes.

1 comentarios:

curso masajista dijo... [Responder]

Muy buen aporte. Las técnicas naturales como los masajes cada día son más utilizadas a la hora de enfrentar los malestares corporales. La ausencia de efectos secundarios y la gran efectividad que tienen las terapias alternativas como esta han popularizado a la medicina natural.

Publicar un comentario en la entrada