Niños en el odontólogo. Miedo al odontólogo.



Hace ya unas décadas atrás algunos niños por no decir todos le tenían pánico a los odontólogos, pues con solo sentir el doloroso pinchazo de la aguja para que introduzcan la anestesia  era terrible y luego sentir la maquinita horadando los dientes tratando de eliminar las caries era doblemente terrible y tortuoso.

En la actualidad las caries se arreglan muy rápido y algunos odontólogos tienen su consultorio decorado con juguetes e implementos agradables a la vista del niño lo que hace un ambiente placentero y el niño se siente como en su casa.

Láser en dientes

Hoy existe la tecnología láser para curar silenciosamente las caries no sólo de adultos sino especialmente de niños ya que el tratamiento es placentero y menos tensionador. Esta técnica es usada por cientos de odontólogos de Estados Unidos y Canadá, así como en Europa, Asia y Australia.

El tiempo que nos toca  vivir es  maravilloso porque gracias a la tecnología láser en una sola sesión se puede tratar varias caries en forma simultánea. Sin embargo, me gustaría  aclarar y diferenciar la luz halógena del rayos láser, para que no te engañen algunos inescrupulosos.

Luz halógena es la luz azul que usan algunos dentistas que sólo inducen el endurecimiento de ciertos materiales de obturación, no tienen ningún efecto colateral sobre el diente ya que sólo es una lámpara.


El láser, es la moderna tecnología que sustituye a la famosa maquinita a quien los niños de antaño le teníamos pánico, con el láser las curaciones y la limpieza de los dientes no tiene ruido ni vibración; te da la tranquilidad de tener arreglos duraderos estéticos y sin dolores postoperatorios y en caso de pequeñas cirugías minimiza el sangrado y la inflamación y por supuesto no se corre riesgos con pinchazos de anestesias.




La sociedad  actual atraviesa por grandes problemas de salud bucal ocasionados por agentes patógenos causantes de diversas enfermedades, debido a la falta de higiene bucal, esto hace que las personas y especialmente los niños sientan vergüenza por la falta de piezas dentales o deformaciones ocasionadas por la mala higiene y por la falta de dinero para adquirir los implementos necesarios.

Generalmente, las pérdidas de piezas dentales obedecen al uso inadecuado como los cepillos de pésima calidad, a los implementos no adecuados, al descuido por no lavarse en forma periódica.

A todos estos problemas se le agrega el que los niños no realizan una buena limpieza. Sin embargo, en esto la familia influye mucho para concientizar una verdadera limpieza bucal.

Miedo al odontólogo


De acuerdo a una investigación las causas, las consecuencias y la proliferación  problemas bucalmente son:

El miedo de los niños al dentista.
La falta de recursos económicos.
La no existencia de una política gubernamental sobre salud bucal.

Para evitar la fobia de los niños al odontólogo es necesario que se entienda la utilidad del dentista y de las pruebas que él realiza. Asimismo la primera vez que el niño acuda a un dentista se le debe evitar la intromisión de las agujas de anestesia. El odontólogo debe examinar uno por uno los dientes y muelas del niño revisando el color, la tonalidad, la dureza, las caries o algún otro problema.




En la actualidad puedes escoger a que dentista llevar a tus hijos, existen clínicas y consultorios donde cuentan con un ambiente cálido, con unidades dentales, masajeadores, pantallas de video acceso a internet, juegos y videos para niños; todo esto hará que la visita de tu niño al dentista sea la más placentera posible.

Cuando se empieza a llevar al niño al odontólogo debe ser de carácter  preventivo, ya que el trauma del niño se inicia cuando es sometido a largos y tediosos tratamientos de las raíces de los dientes o las extracciones.

Al tener miedo, el niño puede presentar cambios fisiológicos como taquicardia, sudoración, respiración agitada o simplemente caer en el llanto incontrolable.

La forma más optima de evitar el miedo al dentista es la prevención, por ello lleva a tu hijo con el dentista desde cuando le empiezan a salir los dientes de leche, pues de esa forma se familiarizara con la figura del dentista y en la medida de las posibilidades trata de mantenerte cerca del niño durante su atención.

Si tus recursos te lo permiten escoge un odontopediatra, que es un especialista encargado de la prevención y tratamiento de las enfermedades de la cavidad oral en niños. Recuerda la prevención es la profilaxis y fluorizaciones periódicas realizadas en la consulta odontológica, complementadas con la aplicación de sellantes en los surcos y fisuras de dientes sanos para evitar la aparición de caries futuras.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada