Intolerancia a la lactosa. Productos lácteos.


La intolerancia o tolerancia a la lactosa, depende de las personas y su manejo de cuanta lactosa pueden manejar.

Muchas personas cuando escuchan lactosa sólo creen que es referido a la leche.

Sin embargo, la lactosa esta agrupada en dos grandes categorías de alimentos los lácteos y los no lácteos.

La lactosa es una molécula hidrosoluble. Por ello el porcentaje de grasa y el proceso de cortado tienen un impacto sobre aquellos alimentos que pueden ser tolerados.


Productos lácteos

Los productos lácteos reducidos en grasa también tienen con frecuencia varios derivados de la leche tales como sólidos lácteos agregados a éstos para incrementar la dulzura, lo que produce un incremento en el contenido de lactosa. Estos productos son:


Leche: La leche humana tiene el más alto porcentaje de lactosa, alrededor del 9 %. La leche de vaca no procesada contiene 4.7 % de lactosa. Las leches no procesadas de otros mamíferos contienen porcentajes similares de lactosa.




Mantequilla: El proceso de preparación de mantequilla separa los componentes acuosos de la leche de los componentes grasos. Siendo la lactosa una molécula hidrosoluble, sólo estará  presente en la mantequilla si se le agrega sólidos lácteos.

Yogur: La gente puede tolerar mejor el yogur preparado de forma tradicional, que la leche, debido a que éste contiene la enzima lactasa producida por los cultivos de bacterias. Sin embargo, muchas marcas comerciales contienen sólidos lácteos, que aumentan el contenido de lactosa.

Quesos: Los quesos duros elaborados tradicionalmente como el queso suizo y los quesos madurados suaves, crean menos reacción que la cantidad equivalente de leche debido al proceso involucrado. La fermentación y el alto contenido de grasas contribuyen a disminuir la cantidad de lactosa.

Suero, crema agria y helado: Al igual que el yogur, si fueron preparados de la manera tradicional generalmente serán totalmente tolerables, pero la mayoría de las marcas modernas agregan sólidos lácteos.




Lactosa en otros alimentos.- No se tiene un consenso científico acerca del método de análisis para el porcentaje de lactosa, y considerando que el contenido de los productos lácteos varía considerablemente  en concordancia con el etiquetado, geografía y procesos de manufacturación, el origen  podría ser poco fiable.

Lactosa en productos no lácteos.- La lactosa presente cuando en la etiqueta aparece lactosuero, sólidos de leche, ingredientes modificados de la leche, etc.

Es un aditivo comercial para los alimentos usado por su textura, sabor y cualidades adhesivas, y encontradas en alimentos tales como carnes procesadas, salchichas, carne rebanada, sazonador en polvo, margarinas, pan rebanado, cereales para desayuno, frutos secos, etc.

Productos alternativos.- La industria láctea ha creado productos de calidad bajos en lactosa o libres de lactosa para reemplazar la leche normal. La leche libre de lactosa puede ser producida haciendo pasar la leche por la enzima lactasa unida a un transportador inerte.

Existen en el mercado productos con cantidades reducidas de lactosa (típicamente 30% del normal) y alternativamente con cerca del 0 %. Estos productos de leche de vaca bajos en lactosa, que van desde helado hasta queso, usan un método de separación croma tográfica patentado por Valio, para eliminar la lactosa. El proceso de ultrapasteurización, combinado con el empaquetado aséptico, asegura una larga vida en los estantes.

El tratamiento consiste, básicamente, en un seguimiento dietético con la finalidad de suprimir la lactosa de la alimentación. Por eso es imprescindible  evitar las deficiencias de calcio debido a la supresión de sus principales fuentes alimentarias.

Para sujetos sanos con intolerancia a la lactosa secundaria, puede ser posible entrenar las bacterias del colon para hidrolizar la lactosa de forma más eficaz mediante la ingesta de pequeñas cantidades de productos lácteos varias veces al día aproximadamente dos semanas. 

Por otro lado, distintos estudios han demostrado que la producción de lactasa no puede ser inducida por el consumo de productos lácteos.

Alimentos que no se deben consumir

No debes consumir los siguientes alimentos:

  • Leche, ya sea entera o desnatada, en polvo, líquida o condensada.
  • Postres lácteos (flanes, quesos frescos con sabor de frutas, quesos, etc). 
  • Quesos de todo tipo, requesón, quesos para untar, quesos en lonchas o en porciones, la mayoría de quesos curados no producen intolerancia.
  • Nata, líquida o montada, crema pastelera.
  • Mantequilla y alimentos que la contengan.
  • Dulce de leche.

Cualquier otro alimento que contenga lactosa en su preparación como:

  • Alimentos preparados que contengan leche (o lactosa), nata o cremas.
  • Puré en copos, queques, etc.

Alimentos preparados que contengan leche:

  • Bechamel o cualquier tipo de salsa que lleve leche o crema de leche o mantequilla.
  • Pastelería industrial en la que utilicen leche, crema de leche o mantequilla como ingrediente.
  • Helados de crema o cremosos.
  • Batidos de frutas con leche.
  • Chocolate con leche.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada