La salsa de soya. Agrega un buen sabor a tus comidas.


La salsa de soya conocida también como sillao es un salsa milenaria muy usada en China y Japón país donde no está permitido fabricar salsa de  soya artificial, sólo se elabora salsa de soya de forma tradicional.

La producción simulada de  China es una invención moderna.

La encontramos  fácilmente en todos los mercados y supermercados es elaborada  en un proceso muy rápido y bajo en costo en comparación con la salsa de soja tradicional.

No sólo obtendrás mejor sabor sino que el aporte nutricional de la soya contribuirá a la buena alimentación de toda la familia.

En algunos países se pronuncia soja, pero es un calco del idioma inglés y es más apropiado pronunciar soya.

El nombre en chino de la soya o soja, es Tai Tou, es decir no se parece a la pronunciación en occidente, pero si a la japonesa que es “soy”. “Soy” en algún momento, escrito en inglés se transformó en soja.

Por ello, en castellano y derivado de la pronunciación en japonés será soya y no soja. En chino, salsa de soya es sillao.

Es un alimento funcional, es decir que a la vez que contribuye a la alimentación también sana diversas enfermedades, sobre todo por sus fitonutrientes y fitohormonas.

Elaboración de la salsa de soya


Esta salsa se elabora tradicionalmente a través de la fermentación de granos de  granos de soja con trigo tostado partido, que se acomodan en bloques y se sumergen y sacan varias veces en un caldo frío de agua y sal, el procedimiento demora un año y se hace en ollas de barro , en algunas ocasiones se le añade hongos secos como champiñones.

Este es el modo tradicional como se elabora la salsa de soja en Japón ya que hacerlo de forma artificial se considera ilegal.





En China se  llama salsa de soya química es una invención moderna, y se elabora en un proceso más rápido y barato obteniéndose un producto de sabor no tan intenso y más salado. Es un condimento relativamente barato, rico en proteínas y nutritivo.

Se produce mediante hidrólisis química a partir de harina de soja desgrasada, colorante de caramelo, jarabe de maíz u otros endulzantes, extracto de malta y en ocasiones glutamato monosódico sin ningún proceso de fermentación.

Las salsas de soya artificiales  a veces son potencialmente riesgozas para la salud por su contenido de cloro propanoles carcinógenos 3-MCPD (3-cloro-1,2-propanediol) y 1,3-DCP 1,3-dicloro-2-propanol.

En la producción artificial su proceso de elaboración, se produce mediante hidrólisis química partiendo de la harina de soya desgrasada, colorante de caramelo, jarabe de maíz u otros endulzantes, extracto de malta y en algunas ocasiones glutamato monosódico sin ningún proceso de fermentación.

En mérito a esta distinción verás que las dos salsa son diferentes debido a que en el procedimiento de producción sus ingredientes son diferentes.




El Tamari o salsa de soya original es una salsa hecha a base de soya, agua y sal, sin ningún otro ingrediente. La salsa de soya o shouyu es una salsa a base de soja, agua, sal y trigo, algunas pueden incluir también gluten.


China tiene gran cantidad de exóticas y milenarias especias así como salsas a la hora de cocinar, y la salsa de soya es una de ellas. Es una de las más antiguas del mundo y tiene su origen obviamente en China.

Su origen histórico se remonta a fines de la dinastía Chou. En el pasado, antes de ser utilizada como salsa, se la acostumbraba utilizar para  conservar  carnes por sus propiedades de salazón, y el subproducto líquido que se obtenía de este proceso se lo aprovechaba como condimento.

La salsa de soya es excelente para exquisitos platos, sustituye la sal en las preparaciones. Es Ideal para aquellas personas que sufren de colesterol, diabetes, o aquellos que tienen una estricta dieta, como los celíacos.

Propiedades de la salsa de soya

Su valor nutritivo radica en:

  • Calorías 65,70 kcal.
  • Grasa    0,10 g.
  • Colesterol    0 mg.
  • Sodio    5720 mg.
  • Carbohidratos 6,70 g.
  • Fibra    1,60 g.
  • Azúcares    2,90 g.
  • Proteínas 8,70 g.
  • Vitamina A           
  • Vitamina B12, B3
  • Calcio.            
  • Hierro.   

La salsa de soya es muy util para cocinar:

1.- Verduras, vegetales, sopas, guisos y hacer salsa.

2.- El Tamari salsa China va mejor con platos con carne y pescados. Esta salsa tiene propiedades medicinales, se le añade cuatro o cinco gotas al té, especialmente al té de Bancha. Es excelente para:

  • Combatir el cansancio corporal, pues posee un efecto remineralizante.
  • Favorece la eliminación de muchos microorganismos dañinos que pueden estar en los alimentos y además favorece la absorción de nutrientes y una buena digestión.

Sus usos son variados, empleándose en ensaladas, sopas, arroz, carnes, etc.

La salsa de soya es un alimento sin colesterol y su consumo ayuda a mantener bajo el colesterol muy beneficioso para el sistema circulatorio.

Las personas  con niveles altos de ácido úrico lo pueden consumir sin problemas y les ayuda a evitar los ataques de la gota. Es ideal para personas que tienen una estricta dieta, como los celíacos.

Además de servir para elaborar exquisitos platos, es excelente  para sustituir la sal en las preparaciones. La salsa de soya puede hacer de un plato aburrido, una exquisitez al paladar y un ingenio sin límites a la hora de crear nuevos sabores.

1 comentarios:

Angeles Carmona dijo... [Responder]

Yo no puedo consumir soja y voy en agosto s china'me gustaria saber si la inmensa mayoria de las comidas llevan soja ocuales son las que no llevan soja gracias

Publicar un comentario en la entrada