Reciclaje de papel. Cuidemos nuestros árboles.



Aprender a botar tu basura para que no contribuyas a la contaminación ambiental.

El 70 % de papeles que usamos y luego botamos, en las grandes fábricas sufre una transformación pues entra a un nuevo proceso de recuperación de papel ya usado y es convertido en nuevos productos de papel.

Cuando se quiere usar el papel usado como materia prima hay tres categorías de papel que son reutilizables como son:

El papel molido.- Recortes y trozos provenientes de la manufactura del papel, y se reciclan internamente en una fábrica de papel.

Desechos de pre-consumo.- Materiales que ya han pasado por la fábrica de papel, y que han sido rechazados antes de estar preparados para el consumo.

Desechos de post consumo.- Llamados desechos de papel, son los  desechos post-consumo materiales de papel ya utilizados que el consumidor ya no usa; viejas revistas o periódicos, material de oficina, guías telefónicas, etc.

Proceso del reciclaje de papel

El reciclaje de papel es una técnica antigua pues en la antigua China, se fabricaba papel a partir de las fibras vegetales del bambú, sauce y cáñamo.

Se ha sustentado documentalmente que en Japón se han realizado aproximadamente desde el año 1030, transformaciones de otras materias primas en papel.




En el año 1690 en Estados Unidos se instalo la primera fábrica en la que se comenzó a usar trapos viejos y algodón para transformarlos en nuevo papel.

En el año 1776, los rebeldes cooperan con la revolución proporcionando materiales, que se transforman en nuevos productos, entre los que se encontraba el papel.

A, partir del siglo XIX, el desarrollo del progreso se hizo en forma más acelerada, esta nueva era fue y sigue siendo la etapa de las nuevas y modernas transformaciones:

En 1801, se instauro la primera fábrica que produce papel, teniendo como materia prima materiales que no son trapos o desechos de algodón. En Inglaterra Matthias Koops obtiene la primera patente para extraer la tinta del papel y convertir la pasta papel que sirva para escribir, imprimir y para otros propósitos.

En 1843 el alemán Friedrich Keller encuentra un método eficiente para moler la madera a partir de los procesos químicos y en el año 1895; el americano George E. Waring genero el primer sistema de separación de residuos, tratamiento que tiene como base el actual procedimiento de reciclaje.

Mediante esta producción, se recicla el papel reduciéndolo a pasta de papel y mezclándolo con nueva pasta procedente de la madera, puesto que el procedimiento del reciclaje origina la ruptura de las fibras, pues cada vez que se recicla el papel la calidad del mismo disminuye, lo que significa que se debe añadir a esta nueva condición un elevado porcentaje de nuevas fibras, o se volverá un equivalente a productos de ínfima calidad.

Antes de iniciar este método se le debe quitar al papel cualquier escrito o coloración mediante la decoloración. En la actualidad se puede reciclar cualquier tipo de papel, ciertamente algunos son más difíciles de tratar que otros y por lo general no se reciclan:

1.- Los papeles recubiertos con plástico o aluminio, encerados, pegados o engomados, por su alto costo.

2.- Los papeles de regalo no pueden reciclarse debido a su pobre calidad.

En ocasiones, las plantas de reciclaje piden que se retiren los brillos de los periódicos, dado que son de un tipo de papel diferente. Están recubiertos de arcilla que algunas fábricas no pueden trabajar.

Las etapas de este procedimiento son:

Plastificación: En esta etapa se le agrega disolventes químicos específicos a las fibras de papel y se separan.




La criba: retira todo lo que no es fibra de papel.

Centrifugación: Aquí los materiales se separan por su densidad quedando en diferentes capas el papel y los lodos.

Flotación: Se añaden burbujas de aire para que la tinta se separe de los lodos y se auto elimine.

Lavado de las pastas con el objetivo de retirar las pequeñas partículas que queden.
Blanqueamiento, generalmente con peróxido de hidrógeno o hiposulfito de sodio.

Se realiza el reciclado del papel convirtiéndose en una industria que se supone tiene efecto en el medio ambiente , en las actividades previas como en las posteriores, implicando esto:


1ro.- Adquisición y procesamiento de las materias primas.

2do.- En el impacto de eliminación de residuos.

Importancia del reciclaje de papel

El reciclaje del papel reduce el impacto de eliminación de residuos en la actualidad, el 90% de la pasta de papel es fabricada con madera, la producción de papel representa aproximadamente un 35% de árboles talados que vendría a ser el 2 % del volumen de producción mundial total.

Si, reciclamos una tonelada de papel de periódico, probablemente se ahorre una tonelada de madera, en tanto que reciclando una tonelada de papel impreso o de copias se ahorra más de dos toneladas de madera.

Esto se debe a que la fabricación inicial de pasta necesita el doble de madera para retirar la lignina y producir fibras de mayor calidad que con los procesos mecánicos de fabricación.

Los fabricantes de pasta de papel realizan una reforestación de árboles, relativa aunque no concluyente, para asegurar el continuo abastecimiento de papel.

Cuando se recicla papel el consumo de energía disminuye, se afirma que se reduce un 40% de energía cuando el papel es reciclado con respecto a cuándo se fabrica con pasta no reciclada. Se,  calcula que reciclando una tonelada de papel de periódico se ahorra hasta 4.000 kW.h de electricidad, aunque existen detractores que aseguran lo contrario.

Sin embargo, cabe recordar que las plantas de reciclaje reciben toda su energía de la quema de desechos de madera llámese: corteza de árboles, raíces, y subproductos de la lignina. Por el contrario las fábricas de papel que producen nueva pasta por procedimientos mecánicos usan altísimas cantidades de energía; una estimación aproximada de la energía eléctrica requerida es de 10 gigajulios por tonelada de pasta, que normalmente proviene de plantas hidroeléctricas.

La producción en si del reciclaje se hace por etapas:

1.- Se recoge selectivamente el papel usado en contenedores especiales.

2.- Se depura mediante un filtrado, y centrifugación, para eliminar las posibles partículas de elementos ajenos a la fibra, como arena, lacas, alambres, cuerdas, etc.

3.- Depurada, la pasta se sumerge en agua jabonosa y se inyecta aire para provocar la aparición de burbujas. Así se separa la tinta a través de la flotación. La tinta se traslada a vertederos y se incinera con el empleo de su propia energía calorífica.

4.-Luego de ello la pasta obtenida sigue el mismo procedimiento que la celulosa de origen primario para la obtención del papel.

Factores condicionantes para el reciclaje de papel

Día a día consumimos papel, muchos de nosotros no valoramos el proceso industrial de cada hoja de papel, no tenemos en cuenta el impacto ambiental. Existe factores condicionantes que nos permiten entrar en razón.

Los vertederos o basureros.- En el mundo se dice y afirma que el 40% residuos sólidos, son papel o productos de papel. Que van a los vertederos donde junto con otros productos orgánicos se descomponen, aunque lo hacen muy lentamente y liberando metano, un potente gas de efecto invernadero. Muchos grandes vertederos reúnen este metano para utilizarlo como biogás combustible. En áreas muy urbanizadas.

Se está descubriendo que reciclar causa un 38% menos de contaminación al agua y un 75% menos de contaminación aérea que cuando se fabrica papel virgen. Reciclar papel disminuye la demanda de papel virgen y disminuye la cantidad total de contaminación que se relaciona con la manufactura del papel.

El papel reciclado puede ser blanqueado con los mismos productos químicos que se usan para blanquear el papel virgen, aunque el peróxido de hidrógeno y el hidro sulfito de sodio son los agentes blanqueadores más frecuentes.

Ahorro de energía.- Esto aún es un tema que está en discusión, pues hay hipótesis que se gasta menos combustible y energía produciendo papel reciclado que cuando se produce directamente del procesamiento de la madera y viceversa.

Ahorro económico.- El dinero que se ahorre con el reciclado depende directamente de la eficiencia del programa.

Condiciones laborales.- En este sentido hay más críticas que halagos, pues s e dice que si bien genera trabajo, el salario es bajo y las condiciones sanitarias son deplorables.

Tala de árboles.- Reciclaje de papel no debería confundirse con salvar el bosque tropical. Mucha gente tiene el falso concepto de que fabricar papel es lo que está causando la deforestación de los bosques tropicales. El reciclaje de papel, aunque reduce la demanda de árboles, no beneficia los bosques tropicales.

La China, La India y el resto de Asia son los que más consumen productos realizados con papel cada año. Los que menos lo requieren son los países de Europa Oriental y América Latina. Sin embargo, la demanda de papel reciclado está creciendo por parte de los propios consumidores, publicistas, editores de revistas y otros usuarios del papel y que esto originaria reformas en la industria.

Las personas se han dado cuenta de que el reciclaje es una tarea muy importante, ya que a medida que pasa el tiempo vemos cómo nuestro planeta lo está necesitando por parte de todos los seres humanos.

El simple hecho de que con cada tonelada de papel y cartón que se recicla se están ahorrando 140 litros de petróleo, recurso que como sabemos está en proceso de agotamiento, 50 mil litros de agua un buen número de países tienen escasez de agua- y lo mas optimo se está evitando la emisión de unos 900 kilos de CO2 –Dióxido de Carbono-.

Por otro lado al reciclar papel y/o cartón estaremos salvando a miles de árboles lo cual produce desforestación en el planeta, evitamos el elevado consumo de agua y disminuimos la emisión de CO2.

Actualmente la producción y el uso de papel reciclado se encuentran bien establecidos y ampliamente aceptados. Las tecnologías requeridas están disponibles y es posible producir todo tipo y cualquier calidad y cantidad de teniendo como base el papel de desecho como materia prima. Por ello el reciclaje de papel de desecho presenta ventajas ambientales como:

  • Ahorra recursos naturales como madera, energía y agua potable.
  •  Minimiza la contaminación del agua y ahorra espacio en basureros y capacidad de incineradores.
  • Evita la deforestación masiva de los bosques. Una tonelada de papel reciclado evita la tala de 17 árboles adultos
  • La producción de papel reciclado a partir de un 100 % de papel de desecho no requiere madera.
  • Reciclar una tonelada de papel permite ahorrar 20,000 litros de agua y 4000 Kwh.
  • Se ahorra energía. La fabricación de papel y cartón a partir de fibras celulósicas recuperables supone un ahorro de energía del 70%: eso quieres decir, 390.000 toneladas de petróleo al año.
Si se reciclara la mitad del papel usado en el planeta se salvarían 10 millones de hectáreas de bosque al año, se evitaría el 75% de la contaminación y se obtendría un ahorro energético del 60%.

Dependiendo de la calidad y limpieza del papel, de desecho, aproximadamente un 70 a 87% pueden volver a convertirse en nuevos productos de papel.

1 comentarios:

Anónimo dijo... [Responder]

ESTA MUY BIEN e.e

Publicar un comentario en la entrada