Embarazo de riesgo. Control del embarazo.



Los embarazos de riesgo se pueden evitar, si las mujeres y los gobiernos implementaran una política de prevención para embarazos de riesgo se podría disminuir la alta tasa de mortalidad materno infantil en los centros hospitalarios y clínicas.

Es más si las mujeres y sus parejas no tomaran tan a la ligera la salud de la mujer y buscando la ayuda especializada ella podría llevar un buen embarazo este no correría tanto riesgo al igual que en los partos.

Cuando la mujer va a tener un hijo después de concebirlo, espera durante nueve meses a que nazca, pero debido a esa falta de cuidado y prevención tanto por instituciones públicas como privadas así como de las propias mujeres muchas de ellas no culminan su gestación con éxito como es su deseo, pues puede fallecer el bebé, la madre gestante o en el peor de los casos se pierde a la madre y al hijo.

Cuando en determinadas circunstancias el parto natural no es posible es indispensable practicar una cesárea que, viene a ser una intervención quirúrgica para extraer al bebe haciendo una incisión en el abdomen y otra en el útero para extraer el líquido amniótico procediendo a sacar al nonato.

El bebé y la placenta se extraen por la incisión, minutos después del inicio de la cirugía. Estas incisiones se cierran, con puntos. Todo este proceso dura alrededor de una hora y por lo general se usa anestesia espinal o epidural.

Si un parto es por vía natural, el bebé sale de cabeza por la abertura vaginal, que se dilata al salir el bebé y si esta es muy estrecha el especialista hace una pequeña incisión y luego procede a cerrarla con tres o cinco puntos. Sólo cuando en algunas ocasiones el bebé nace de pie lo cual constituye un nacimiento riesgoso.


Cuando nace el bebé es recibido por la obstetra y esta le limpia la boca y la nariz librándolos de todo fluido, enseguida se le corta y liga el cordón umbilical, y finalmente le controla la respiración una enfermera.




Desde el momento en que la mujer sale embarazada, debe tener conciencia de que no se trata sólo de su vida sino también que, de ella depende la vida de otro ser humano, por ello al saber que concibió un nuevo ser debe ir donde un especialista, ginecólogo u obstetra, con la finalidad de que pueda recibir la orientación necesaria para poder alimentarse, cuidarse y de ser necesario tomar medicinas y vitaminas las que deben ser prescritas por un profesional especializado en embarazos.

Factores de riesgo

Todas las mujeres están preparadas para tener hijos, sin embargo hay grupos cronológicos que corren riesgos y que para ellos es necesario contar con el asesoramiento de un profesional. Dentro de esto grupos están:

1.- Las madres muy jóvenes, niñas o adolescentes, debido a que su organismo no está preparado para ser madres, aún están en la etapa de formación y crecimiento, comúnmente se dice que no están maduras.

2.- Mujeres de edad avanzada de más de 40 años, muchas de ellas están entrando a la etapa de la premenopausia.

3.- Presencia de una enfermedad significativa asociada a la toxemia, preeclampsia, eclampsia, hipertensión.

4.- Presencia de enfermedades venéreas.

5.- Útero inmaduro denominado útero de niña, o puede ser también útero cansado y deforme.

6.- Enfermedades cardiovasculares de la madre.




7.- Taquicardia o bradicardia fetales (el corazón del feto late con excesiva o insuficiente rapidez).

8.- Sufrimiento fetal agudo (SFA) por aporte disminuido de oxígeno al feto.

9.- Gestación múltiple, puede ser por causas naturales o fecundación in vitro).

10.- Evidencia de infección intrauterina.

11.- Placenta que obstruye el cérvix (placenta previa), o de inserción baja.

12.- Desprendimiento prematuro de placenta.

13.- Prolapso de cordón (salida del cordón por el canal vaginal).

Estos factores hacen a su vez que, el momento de parto sea doblemente riesgoso, pues puede morir la madre, el bebé o ambos, por ello es recomendable que la parturienta en este momento sea atendida por personal especializado de las postas de salud, hospitales o clínicas, pues pueden presentarse cuadros de riesgo como:

1.- Prolapso de cordón: salida del cordón por el canal vaginal.

2.- Desproporción céfalo pélvica, la cabeza del feto es demasiado grande como para pasar a través de la pelvis de la madre.

3.- El trabajo de parto es bastante prolongado y hay poca dilatación.

4.- Inducción del trabajo de parto fallida por oxitocina sintética, que se aplica para acelerar el proceso de dilatación del cuello del útero.

5.- Parto instrumental fallido; fórceps, las espátulas y la ventosa obstétrica, usados por la posición anormal del bebé como de:
  • De nalgas y primípara.
  • Presentación transversa.
  • Presentación de cara.
6.- En alguna oportunidad cesárea previa.

Control del embarazo

El embarazo de alto riesgo precisa un seguimiento exhaustivo durante todo el tiempo de la gestación, tanto médico como analítico y ecográficos, y en algunos casos requieren el apoyo de otros especialistas como endocrinólogos, cardiólogos, intensivistas, etc.

En algunos casos requieren un período de ingreso hospitalario para mejor diagnóstico y tratamiento de las posibles complicaciones surgidas durante la gestación.

Es recomendable en casos en los que exista alguna condición materna que puede complicarse con una posible gestación, una visita preconcepcional, es decir previa al embarazo, para un óptimo control posterior de la gestación.

1 comentarios:

Carlos Sarmiento dijo... [Responder]

Una de las innovaciones más recientes y de mayor impacto en la medicina es la ecografías 3D y la Ecografías HD Live.
Se utilizan mucho para hacer seguimiento de todo el embarazo, de tal forma que sea saludable y garantizar un post parto sin preocupaciones.
Las Ecografías HD Live son particularmente útiles para detectar malformaciones y prevenir enfermedades.

Publicar un comentario